Joven premiada protesta ante Ebrard por la Supervía

miércoles, 16 de febrero de 2011

México D.F., 16 de febrero (apro).- La ceremonia del Premio de la Juventud Ciudad de México 2010 en el patio del viejo Ayuntamiento de la ciudad derivó en un acto político cuando Úrsula Esquivel, una de las jóvenes galardonadas, subió al estrado a recibir su reconocimiento por el rubro de actividades deportivas y, en presencia del jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, mostró una cartulina en la cual se leía: “No a la Supervía”.
De 25 años y estudiante de la especialidad de Derechos Humanos en el Instituto de Investigaciones Jurídicas en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Esquivel vive en la colonia Santa Teresa, muy cerca de donde se construye la controvertida obra.
Al término de la ceremonia, la joven universitaria comentó a la prensa que Ebrard le había comentado que hablaría con ella más tarde.
El encuentro nunca se concretó. Sin embargo, Gustavo Cabrera, de la Secretaría de Gobierno, se acercó a la joven y le dio una cita para este viernes.
"Queremos que nos garantice el pleno ejercicio de nuestro derecho al medio ambiente adecuado y que no destruya con estos megaproyectos las áreas naturales y que además que antes de concesionar estos megaproyectos a empresas extranjeras debe de consultar a la población que habita en estos lugares", dijo.
Ebrard entregó el premio de la Juventud Ciudad de México a 16 jóvenes y organizaciones dedicados a proyectos sociales como la atención a niños en situación de calle, cuidados al medio ambiente, proyectos musicales y científicos.

Comentarios