Demanda Ebrard más educación y menos "guerra"

miércoles, 30 de marzo de 2011

MÉXICO, D.F., 30 de marzo (apro).- El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, señaló que la prioridad para México no debe ser la guerra contra el narcotráfico, sino la educación.
“Nuestra causa primordial no es la guerra contra el narco. Hay que combatir al narco, eso está bien, pero esa no es la causa que entusiasma a nadie, eso es defensivo, es como decir: 'vamos a ponernos todos de acuerdo para que no nos roben la casa'”, puntualizó.
En México, dijo, se habla mucho del tema educativo, pero éste no se atiende.
No hay metas nacionales compartidas, admitió Ebrard durante la presentación del libro Basta de Historias, de Andrés Oppenheimer, quien dictó la conferencia magistral "El desafío educativo y tecnológico de México y América Latina", en el Museo Interactivo de Economía, en el Centro Histórico.
    Ante empresarios y funcionarios de su gabinete, el mandatario capitalino afirmó que parte de la solución al problema de la pobreza y la inseguridad podría darse a través de una iniciativa encabezada por el Estado para remontar el índice educativo del país de 30 a 48%.
Una cruzada por la educación, añadió, debe darse primero desde el poder público, y de ahí con la sociedad.
Luego de señalar que la pobreza ha generado más violencia, lo cual, señaló, es “efecto de algo más profundo”, Ebrard comparó a México con ciudades europeas, como Madrid y Londres, donde el consumo de drogas, dijo, es mucho mayor al de nuestro país, pero sus índices de violencia son hasta 12 veces menores.
Eso, agregó, se debe que el nivel educativo de su población es mayor.
     Sobre el punto, Oppenheimer recalcó que en el centro de la agenda nacional debe estar la educación, no obstante, asestó, los políticos “sólo ven beneficios electorales en sus acciones”.
    Según el analista político, los presidentes, políticos, candidatos o partidos como el PAN, PRI o PRD, no lograrán el cambio, por lo que consideró necesario que la estrategia surja desde la sociedad, las organizaciones y los medios de comunicación.
    Enseguida, Oppenheimer ofreció algunos datos de su libro, en los que se muestra la desventaja educativa de México en comparación con otras naciones. Por ejemplo, apuntó, hace 40 años Corea del Sur era un país muy pobre, pero en el último año generó 8 mil 800 patentes contra 60 de México.
En Japón, prosiguió, los niños tienen ciclos escolares de 243 días al año, mientras que en México son de 200 y en algunos estados de 160, debido a conflictos magisteriales y huelgas.
    Entre las recomendaciones que cita Oppenheimer  en su libro para lograr que la educación sea el centro de la agenda nacional destaca el desarrollo de una "paranoia constructiva", así como romper con el aislamiento educativo, darle prioridad al desarrollo de la sociedad del conocimiento y formar buenos maestros, pero sobre todo dejar a un lado la obsesión por la historia y el pasado, y apostarle al futuro y al desarrollo del conocimiento.