Hubo exceso de fuerza contra amotinados en Santa Martha Acatitla: CDHDF

viernes, 8 de julio de 2011
MÉXICO, D.F., (apro).- La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) hizo un llamado “enérgico” a la Subsecretaría del Sistema Penitenciario por violaciones a los derechos humanos cometidas en contra de 79 internos del penal de Santa Martha Acatitla, luego del motín que éstos realizaron ayer, en demanda de más y mejores alimentos y mayor flexibilidad en los días de visita. Y es que los internos que se amotinaron fueron sometidos por elementos de seguridad de reclusorios, apoyados por el grupo “Tiburón” en las canchas de futbol y basquetbol. En el Ceresova hay dos mil 434 internos, la mayoría jóvenes primodelincuentes o con una reincidencia. La subsecretaria del Sistema Penitenciario, Celina Oseguera, dijo el jueves pasado que en la trifulca habían resultado heridos 16 reos, ninguno de gravedad. Sin embargo, personal de la CDHDF hizo un recorrido tras la trifulca y constató que fueron 79 los heridos y que tres de ellos requirieron hospitalización, dos por posible fractura de brazo y otro por lesión ocular provocada por una bala de goma. Durante la estancia del personal de la Segunda Visitaduría del organismo al reclusorio, se verificaron las condiciones de algunos internos lesionados y se constató que varios presentaban lesiones “por el uso excesivo de la fuerza de parte de personal de seguridad y custodia así como del Grupo Táctico Tiburón”, acusó la CDHDF. En un comunicado el organismo señala que constantemente se ha pronunciado para que el personal de la Subsecretaría del Sistema Penitenciario, en particular los que ejercen funciones de seguridad y custodia, cuiden la seguridad de los reclusos sin violentar sus derechos. “No obstante durante el control del disturbio del día de ayer y posterior a su contención varios internos refirieron haber sido lesionados con toletes, varas, y balas de goma por parte de elementos de custodia y del grupo Tiburón”, señala la CDHDF. El personal de la visitaduría, añade, verificó las marcas que tenían los internos y que suelen dejar ese tipo de agresiones. Incluso algunos de ellos, afirma la CDHDF, fueron actos susceptibles de calificarse como tortura. En entrevista, al término de la instalación del Consejo de Seguimiento y Evaluación del Programa de Derechos Humanos del Gobierno del DF, el ombudsman capitalino, Luis González Placencia señaló que la petición de más comida por parte de los reos “es preocupante porque da cuenta de que la situación no está resuelta en los centros penitenciarios y es sintomática de otros problemas que ahí existen". Por su parte, el secretario de Gobierno José Ángel Ávila, negó que haya desabasto de comida en el penal y afirmó que ninguno de los lesionados durante el motín fue de gravedad. De los que fueron llevados al hospital sólo uno, dijo, tuvo fractura de brazo y un codo lastimado. Comentó que el jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, lo instruyó para construir dos penales en torno al Reclusorio Norte para disminuir el hacinamiento que hay en los centros penitenciarios que es de un 78%. Sin embargo dijo que aún no se cuenta con los recursos financieros necesarios mismos que tendrían que ser autorizados por la Asamblea Legislativa.