Vecinos pondrán campamentos para evitar obras de Línea 4 del Metrobús

viernes, 12 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Comerciantes formales e informales y vecinos del Centro Histórico que se oponen a la construcción de la Línea 4 del Metrobús, anunciaron hoy que instalarán campamentos en la vía pública para impedir que avancen las obras de ese medio de transporte. Encabezados por la líder de la Unión de Vecinos y Comerciantes del Centro Histórico, Teresa González, los comerciantes informaron que los campamentos serán instalados en las esquinas de las calles de Belisario Domínguez, Héroes de Nacozari, El Salvador y Ayuntamiento. En conferencia de prensa, anunciaron que buscarán reunirse con el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, para que les demuestre que el proyecto es viable y no afectará a los inmuebles. Elizabeth Lugo, vecina afectada de la colonia Tabacalera, argumentó que la construcción de la Línea 4 conlleva al cierre de comercios y el riesgo de que las estrechas calles del Zócalo no soporten el peso de los autobuses de 11 toneladas de peso. Vecinos de la calle Belisario Domínguez comentaron que la noche del jueves y hasta la madrugada del viernes, impidieron la entrada de maquinaria y detuvieron las obras. Según Dora María, vecina de esa zona, varias personas fueron detenidas y llevadas a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, acusadas de robo. “A esto se le llama represión”, dijo. En las calles de República de Argentina y República de Venezuela al menos 100 vecinos también instalaron un plantón en la madrugada para impedir el avance de las obras de reasfaltado que se tenían programadas. Para no generar enfrentamientos, los trabajadores del Gobierno del Distrito Federal decidieron retirar la maquinaria, pues no pudieron llegar a ningún acuerdo con los vecinos que amagaron con instalar un plantón permanente en ese lugar. María Juárez, líder de comerciantes establecidos de La Merced, indicó, por su parte, que desde hace tres días no hay agua potable en la zona debido a la construcción de la obra. A su vez, Pablo Gutiérrez, vecino de la calle Leona Vicario, refirió que solicitarán al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) la revocación del permiso que concedió al Gobierno del Distrito Federal para la construcción de la obra. Vecinos y comerciantes insistieron en su solicitud de que se reubique la ruta de la Línea 4 –Aeropuerto-San Lázaro-Buenavista– para que ésta pase por Izazaga, Fray Servando y Eje 1 Norte, entre otras cosas, porque se perderán decenas de empleos. No obstante, el jefe de Gobierno mantuvo su postura y afirmó que a pesar de las manifestaciones, las obras no se detendrán. Añadió que buscará el diálogo con los opositores a la línea 4 –que según él piden la liberación sólo de una calle– con la finalidad de llegar a una solución sobre la nueva ruta. “Vamos a dialogar con el grupo correspondiente; se refiere a una calle. El resto de las obras siguen adelante y se va a dialogar con ellos, vamos a buscar una solución”, aseguró. Las obras de la Línea 4 del Metrobús iniciaron el pasado 29 de junio; el Gobierno del Distrito Federal tiene programado terminar la construcción en diciembre próximo; sin embargo, a poco menos de cuatro meses, registra un avance de apenas 10%.

Comentarios