En el aire, el regreso a clases en la UACM

viernes, 30 de noviembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Los seguidores de Esther Orozco, rectora de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), advirtieron que la trifulca registrada el jueves puso fin al diálogo con los estudiantes paristas. El jueves por la noche, cuando Orozco abandonaba el Museo de la Ciudad de México, donde se pretende sesione el Tercer Consejo Universitario, se registró una trifulca entre paristas y antiparistas, que incluyó golpes y manotazos. Incluso, Orozco debió abandonar el inmueble resguardada por Luis González Placencia, presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF); Juan José García Ochoa, subsecretario de Gobierno capitalino, y del diputado de la Asamblea Legislativa (ALDF), Eduardo Santillánez, quienes también fueron agredidos por opositores a la rectora. Este viernes, Carlos Arriaga, secretario técnico del Consejo Universitario, anunció en rueda de prensa que los integrantes del órgano de gobierno de la UACM no asistirán a otra mesa de diálogo mientras se mantengan cerrados los planteles. "Los consejeros universitarios legalmente instalados el 22 de agosto de 2012 manifestamos que no asistiremos a ninguna reunión más, independientemente de la coadyuvancia de quien se trate, si no se garantizan las condiciones de seguridad física, psicológica y emocionales de manera clara, asignando a la autoridad responsable para ello. También advirtió que “no nos prestaremos más a simulaciones de diálogo con actores que simulan dialogar mientras secuestran instalaciones y golpean alumnos y trabajadores, amenazan física y verbalmente para luego desconocer acuerdos". En el acto, Arriaga estuvo acompañado de los empleados y estudiantes que ayer rompieron el quórum en la sesión efectuada en el Museo, donde a su salida, dijeron, fueron amagados por estudiantes y demás personas que se manifestaban en el lugar. Estas amenazas, denunciaron, fueron "un nuevo intento de linchamiento" contra la rectora. A la conferencia se sumó la propia Orozco, quien descartó que este viernes pudiera darse un nuevo diálogo. Incluso, Orozco subrayó que aguardarán hasta después del 5 de diciembre para tener sesiones del pleno, ya que la contraparte utiliza estos espacios como foro político. "Creo que sería sano un impasse y recuperar el ánimo y esperar a que pasen los tiempos electorales, al menos hasta el día 5 (de diciembre) para ver si las aguas se calman y podemos así tener un diálogo más fluido”. Por su parte, Mario Sebastián López, de la Red de Estudiantes en Defensa de la Educación, acusó al subsecretario de Gobierno capitalino, Juan José García Ochoa, y a los diputados Manuel Granados y Eduardo Santillán, así como al ombudsman local, Raúl González, de solapar a los paristas. "Pedimos que dejen de estar en esa falsa coadyuvancia porque pasan a ser cómplices", denunció.

Comentarios