Habrá reforma política del DF el próximo año, promete Mancera

miércoles, 7 de noviembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Luego de largos e infructuosos intentos por dotar de autonomía política y administrativa al Distrito Federal –el primero de los cuales fue impulsado por el entonces jefe del Departamento del Distrito Federal, Manuel Camacho Solís, actual senador del PRD–, el jefe de Gobierno electo de esta ciudad, Miguel Ángel Mancera, asume el reto de, ahora sí, concretar dicho proyecto. Al inaugurar el foro “Rumbo a la Reforma Política del Distrito Federal” en el Palacio de Minería, el exprocurador capitalino confió en que el en primer año de su gobierno se concrete la reforma política del Distrito Federal para que éste se convierta en Ciudad Capital. Mancera Espinosa sostuvo que la evolución histórica que ha sufrido el DF demanda que tenga un estatus jurídico diferente en el que se reconozcan los derechos que le corresponden por ser sede de los poderes federales. Ante legisladores, gobernadores, académicos y diplomáticos acreditados en esta ciudad, el exprocurador local dijo: “El gobierno que estoy pronto a encabezar se propone a impulsar con toda firmeza la consolidación de nuestra autonomía, como entidad integrante de la Federación. En esta construcción se deben poner sobre la mesa de trabajo principios y derechos contenidos en tratados internacionales de los que México es parte”. Se pronunció además por reformar la interacción entre los poderes federal y local, el régimen electoral, la rendición de cuentas, la responsabilidad de servidores públicos y la inclusión de las y los ciudadanos en la gestión y evaluación de las funciones y servicios públicos, así como de una nueva normatividad en seguridad y procuración de justicia. Entrevistado al término del foro, el jefe de gobierno electo detalló que al concretar la capitalidad de la Ciudad de México, se contaría con los derechos y recursos, políticos y económicos, que le corresponden por ser sede de los poderes y del cuerpo diplomático. “Nos permitirá tener un carácter jurídico distinto al resto de los estados, pero con derechos homologados”, explicó. Partidos políticos a favor de la reforma En su oportunidad, los coordinadores de las principales fuerzas políticas del país, PRI, PAN y PRD, en el Senado de la República,  Emilio Gamboa, Ernesto Cordero y Miguel Ángel Barbosa, respectivamente, reconocieron la urgencia de concretar la reforma política del DF y confiaron en que habrá consenso para la nueva Constitución de la Ciudad de México. Más aún, cerraron filas en torno a Mancera para concretarla en su administración. "Se requiere que todos, en la medida de nuestras posibilidades y ámbitos de acción, aportemos a la construcción de una ciudad que sirva de plataforma al desarrollo del conocimiento, a la educación, a la cultura, a las artes, al entretenimiento, a los deportes y al acceso a las nuevas tecnologías de la información", dijo Barbosa. El coordinador priista fue más allá al proponer abrir el debate incluso a la conformación actual de las 16 delegaciones, “sin temor a la posibilidad a una nueva división territorial que permita mayor sustentabilidad y gobernabilidad a cada uno de estos espacios. “Se ha hablado de autonomía. Para el Distrito Federal, tanta autonomía como sea posible, como gobierno federal sea necesario; precisando el respeto a las esferas de competencia", apuntó. En tanto, el panista, Ernesto Cordero, centró el discurso en la necesidad de cuidar la relación que tendría la ciudad con la federación con un nuevo estatus jurídico. “Será particularmente relevante discutir cuál es la mejor forma de renovar la relación entre la federación y el Distrito Federal, en un marco de sano federalismo, encontrar vías para fortalecer las facultades de los gobiernos delegacionales, a fin de que éstos puedan responder de manera más eficaz a las genuinas demandas de la ciudadanía”, dijo. No obstante, aclaró que el proceso de reforma política “no puede ni debe ser un proceso popular. En democracia todas las voces deben ser escuchadas, el compromiso del Senado de la República es contribuir a que las diversas fuerzas políticas y sociales participen activamente en este debate”, apuntó.

Comentarios