Protestan a "cacerolazos" frente a la Asamblea del DF por 1D

martes, 18 de diciembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Más de medio centenar de jóvenes y familiares de las 14 personas que aún permanecen detenidas, acusadas por los actos vandálicos del 1 de diciembre, realizaron hoy “un cacerolazo” frente a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF). La manifestación se efectuó horas antes de que en el pleno de la ALDF el PRD presentara una iniciativa para derogar el artículo 362 del Código Penal del Distrito Federal para erradicar el delito de “ataques a la paz pública”, uno de los que inicialmente se les imputó a los detenidos tras los desmanes del 1 de diciembre, durante y después de la toma de posesión de Enrique Peña Nieto como presidente de México. Los manifestantes, miembros del movimiento #YoSoy132 y los familiares de los detenidos desplegaron pancartas con leyendas en las que se podía leer “La protesta social no es un delito”, “libertad a los presos políticos”. Al mismo tiempo, realizaban ruidos estridentes con sartenes, ollas y cacerolas. Hasta el momento continúan detenidos una mujer en el penal femenil de Santa Martha Acatitla y 13 hombres en el Reclusorio Preventivo Norte. Por su parte, el estudiante de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), Uriel Sandoval Díaz, quien perdió un ojo después de recibir un impacto de bala de goma durante las protestas del 1 de diciembre, pidió a las autoridades universitarias “detener la criminalización” de la que, asegura, es víctima. Al reintegrarse a clases, luego del conflicto que mantuvo paralizada a la UACM durante tres meses, Sandoval Díaz, anticipó que ratificará la denuncia que interpuso ante la Procuraduría General de la República (PGR) contra la Policía Federal por los delitos de tentativa de homicidio y abuso de autoridad, con la que espera que se le resarza el daño sufrido por la pérdida de su ojo. También anunció que iniciará una campaña contra el uso de balas de goma al considerar que son letales y los cuerpos policiacos no siguen los protocolos establecidos para su uso. En conferencia de prensa, el estudiante demandó a la rectora de la UACM, Esther Orozco Orozco, y a los consejeros universitarios afines a ella, que se retracten de las declaraciones que lo calificaron como “vándalo” por haber participado en las manifestaciones del 1 de diciembre. Asimismo, exigió que le ofrezcan garantías de seguridad en su regreso a la universidad, además de que solicitó a la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal que emita medidas precautorias a su favor.

Comentarios