Busca GDF cobrar impuesto por alumbrado público

jueves, 27 de diciembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El secretario de Finanzas del Gobierno del Distrito Federal, Edgar Abraham Amador Zamora, defendió la propuesta de cobrar un impuesto por el alumbrado público, reducir el subsidio de la tenencia vehicular y tasar el pago del predial con base en el valor comercial en transacciones de compraventa, como medidas para enfrentar el hoyo financiero de 4 mil 500 millones de pesos que generó la eliminación de la tenencia en el último año fiscal. En entrevista con Carmen Aristegui en MVS Noticias, el funcionario criticó la decisión del expresidente Felipe Calderón de eliminar por completo el impuesto de tenencia vehicular. Eliminar ese impuesto, dijo, “fue hacer una caravana con sombrero ajeno porque la Presidencia de la República de aquel entonces presumió la eliminación de la tenencia, pero era un ingreso que iba directamente a las arcas estatales”, explicó Amador Zamora. Añadió que dicha acción representó un “desfalco” de 4 mil 500 millones de pesos al año que ha obligado al gobierno actual a analizar diversas posibilidades para tratar de restituir la solidez de las arcas locales. De ahí, comentó, la idea de reducir el subsidio de la tenencia vehicular, cobrar el impuesto predial con base en el valor comercial en transacciones de compraventa, y plantear la posibilidad de establecer un nuevo gravamen, el pago de derechos por alumbrado público que, acotó, ya se cobra en la mayoría de las entidades del país. Todas esas propuestas, aclaró, salieron de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF). El titular de la Secretaría de Finanzas del GDF reconoció que no rehúye a la discusión y que sí le gustaría ver concretado el nuevo gravamen porque con ello se podría materializar un programa muy extenso de modernización de las luminarias en las delegaciones. “La idea de origen vino de un grupo de diputados de la ALDF en la comparecencia del tesorero, de manera explícita se le preguntó al tesorero si se había explorado la posibilidad. “Nosotros dijimos, como muchas otras posibilidades, se han explorado, sobre todo a raíz del desfalco que significó para la ciudad la eliminación de la tenencia vehicular donde perdimos cuatro mil 400 millones de pesos al año, hemos estado analizando diversas posibilidades para tratar de restituir la solidez de las arcas locales”, afirmó. --Usó una palabra fuerte, “desfalco”, pero no aplica ¿o sí?—cuestionó Aristegui. --En términos fiscales, de la hacienda pública es casi equivalente, son casi cuatro mil 500 millones de pesos al año. El secretario de Finanzas del DF explicó que en el caso de que prosperara la propuesta de cobrar el derecho de alumbrado público, los capitalinos pagarían un 10% adicional que se cobraría a través de su recibo de luz. De hecho, detalló que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ya lo hace actualmente en 20 estados de la República, incluido el de México. Además, dijo, el GDF está abierto a discutir con la Asamblea Legislativa un subsidio de la mitad o más en el caso del cobro de derecho de alumbrado público a los consumos más bajos y a la gente de menores recursos a fin de no impactar la economía familiar. “Es un mecanismo que incentiva el ahorro de energía y en aquellos casos que tengan grandes consumos deberían verse desincentivados por este derecho. Esa es la estructura es lo que estamos platicando, no existe ninguna propuesta ni del legislativo ni del ejecutivo, estamos en mesas de trabajo”, aclaró. En el caso de la tenencia vehicular, afirmó que sólo se reduciría el subsidio para el caso de automóviles cuyo costo es de 350 mil pesos o más a 300 mil o más, mientras que en otras entidades del país la tenencia regresará por completo. “En otros estados regresa por completo porque las arcas estatales requieren de recursos para invertir para promover los servicios públicos”, justificó. Afirmó que la propuesta se hizo a través de un punto de acuerdo de todas las fracciones parlamentarias de la ALDF por lo que hay unanimidad al respecto. “Nosotros (gobierno) suscribimos, completamente compartimos ese criterio, se nos hace muy complicado explicarle a la sociedad porqué estamos subsidiando a un consumidor que compra un automóvil de 300 mil pesos que ya es lindero de lujo. “Los subsidios deberían de servir para el transporte público por ejemplo y no para subsidiar la compra de un auto de 300 mil pesos”, señaló. Amador Zamora señaló que de aprobarse la propuesta representará a la ciudad alrededor de 200 millones de pesos adicionales. Hasta el PRD en contra Dos de las propuestas para llenar el boquete financiero del GDF no han encontrado eco en la Asamblea Legislativa, incluidos varios diputados de los partidos de izquierda –PRD, PT y Movimiento Ciudadano—que de antemano expresaron su rechazo a los conceptos de impuestos por alumbrado público y el cobro del predial con base en el valor comercial del inmueble. El diputado perredista, Eduardo Santillán Pérez señaló que aunque el concepto de impuesto por alumbrado público se cobra en 20 estados del país, en la Ciudad de México afectaría “gravemente” la economía de las familias, porque en los hechos se traduciría en un aumento del 10% en las tarifas eléctricas que cobraría la CFE. Reconoció que es necesario redefinir la Ley de Ingresos del DF para eficientar la recaudación fiscal, pero sostuvo que instrumentar un impuesto que aumente las tarifas por consumo de electricidad resulta contrario a la postura que ha defendido el grupo parlamentario del PRD en la ALDF ante los cobros excesivos que ha hecho la CFE.

Comentarios