Maestros disidentes ponen de cabeza el DF; exigen derogar evaluación universal

viernes, 3 de febrero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Miles de profesores disidentes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) de los estados de Chiapas, Guerrero, Michoacán, Oaxaca, Sonora y Tlaxcala, marcharon hoy en pleno centro de la Ciudad de México para demandar la eliminación de la evaluación universal para los docentes. Sostienen que la certificación universal de maestros que estableció la SEP para este ciclo escolar, es una estrategia para instrumentar un despido masivo. En términos generales, los mentores rechazan los nuevos lineamientos de la carrera magisterial que, a su juicio, imposibilitan la mejora profesional y económica, y porque impone criterios de calificación inalcanzables. Desde temprana hora, los maestros empezaron a concentrarse  en el centro de la capital; clausuraron simbólicamente la Secretaría de Educación Pública (SEP) y más tarde marcharon desde el Zócalo hasta Los Pinos, la residencia oficial. La movilización magisterial obligó a las autoridades capitalinas a instrumentar decenas de cortes vehiculares por las principales avenidas y desplegar un número importante de uniformados para salvaguardar la integridad de los participantes en esta movilización. El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, aclaró que él no tiene facultades para impedir las marchas que se convocan en esta ciudad por conflictos de carácter federal, pero sí hizo un llamado a estas autoridades a que atiendan pronto a los manifestantes para que no se afecte más la vida de los capitalinos. El contingente fue frenado en la zona de Chivatito, donde decenas de granaderos, agentes de la Policía Federal y elementos del Estado Mayor Presidencial impidieron a los profesores acercarse a la casa presidencial. Se acordó que sería atendida una comisión negociadora de profesores. Los manifestantes, luego de realizar un mitin en las inmediaciones del Museo de Antropología, insistieron en marchar hasta Los Pinos para entregar un pliego petitorio de sus demandas, entre las que está derogar la ley por la calidad de la educación; así como otorgar la base a más de 35 mil maestros, entre otras. Posteriormente, amenazaron con bloquear anillo periférico. En el lugar fueron persuadidos por las autoridades capitalinas para no afectar las vías primarias. Al final sólo realizaron una protesta en la glorieta de la Fuente de Petróleos y volvieron a marchar por Paseo de la Reforma. Horas después terminaron su protesta en el Ángel de la Independencia con un mitin, en el que se les informó sobre los acuerdos alcanzados por la comisión negociadora que fue recibida en Los Pinos. La Administración Federal de los Servicios Educativos informó que 418 escuelas del turno matutino se vieron afectadas por el paro. Aunque la SSP-DF reportó hacia el mediodía la movilización de 40 mil manifestantes, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación aseguró que fueron 100 mil. La víspera, integrantes de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) iniciaron un plantón y bloquearon durante casi tres horas los accesos al Palacio Legislativo, en San Lázaro. La semana pasada, la CNTE anunció el paro nacional del sector los días 2 y 3 de febrero, en protesta por la aplicación de la medida que pretende aplicar la SEP. Sólo en Oaxaca más de un millón 300 mil estudiantes quedaron sin clases en las últimas 48 horas a causa de este paro, mientras que en el estado de Guerrero, en pleno puente vacacional, integrantes del magisterio disidente tomaron la caseta de peaje de la Autopista del Sol, ubicada en las inmediaciones del poblado de Palo Blanco, municipio de Chilpancingo, como parte del plan de acción que implementan a nivel nacional. Durante más de tres horas, los manifestantes estuvieron cobrando 50 pesos, la mitad del costo del tramo carretero, a cientos de automovilistas que se dirigen rumbo al puerto de Acapulco para vacacionar en este fin de semana largo. Más de mil policías, 110 vehículos y dos helicópteros dispuso hoy la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal para mantener el orden durante el recorrido de la marcha de maestros en paro nacional por 48 horas.

Comentarios