No hay irregularidades en detención de reguetoneros: Derechos Humanos

miércoles, 18 de julio de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) dio un giro en su apreciación sobre la detención de 226 jóvenes durante un operativo realizado el pasado domingo 15, luego de un frustrado concierto de reguetón en la Zona Rosa. De acuerdo con el organismo, mantiene dos líneas de investigación en el caso, relacionadas con la proporcionalidad del operativo y actitudes discriminatorias por parte de policías de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF), sin embargo, aclaró que hasta ahora se ha respetado el derecho de los jóvenes al debido proceso y no se han encontrado elementos sobre acciones de uso desmedido de la fuerza en las detenciones. El lunes 16, un día después de los hechos, la CDHDF informó en un comunicado que la SSPDF tardó casi seis horas para poner a los jóvenes a disposición del Ministerio Público, además de que hubo desinformación hacia los familiares de los detenidos sobre su situación jurídica. Recordó que desde la recomendación sobre el caso New’s Divine, ha solicitado a las autoridades del Gobierno del Distrito Federal la construcción de una política integral sobre juventudes que evite la criminalización. En esa misma recomendación –dijo– solicitó a la Procuraduría capitalina y la SSPDF que evitaran operativos razias que pusieran en riesgo la integridad de las personas detenidas, y afirmó que actualmente investiga dos casos sobre “fiestas clandestinas” en los que se advierte que hubo redadas y que se detuvo a jóvenes por estar en un lugar o por su apariencia. El pasado martes 17, el presidente de la CDHDF, Luis González Plascencia, aseguró que los policías actuaron como si se tratara de una redada e incluso adelantó que el organismo a su cargo preparaba una recomendación para la SSPDF por la detención “arbitraria” de 226 jóvenes reguetoneros. Comentó que contaba con más de 70 testimonios de detenidos que aseguraron no estar vinculados con el concierto frustrado de reguetón ni con los incidentes ocurridos en el Metro Insurgentes. En un comunicado difundido este miércoles, la CDHDF confirmó que mantiene dos líneas de investigación por la detención de los 226 jóvenes al pasado domingo 15, relacionadas con la proporcionalidad del operativo, posibles detenciones arbitrarias, retención ilegal y actitudes discriminatorias por parte de los policías. Añadió que sigue recabando toda la información de autoridades, testimonios y denuncias de los jóvenes detenidos y de las personas que resultaron afectadas por los actos de violencia que se registraron ese día. No obstante, recalcó que salvo circunstancias particulares relacionadas con la sobrecarga de trabajo, ocasionada por tener que procesar un caso con 226 personas puestas a disposición, pudo constatar que los derechos del debido proceso legal que asistían a las personas detenidas “fueron respetados”. Refirió que estuvo presente en buena parte de las actuaciones ministeriales emprendidas por la PGJDF y pudo constatar lo anterior, además de que en las investigaciones primarias no encontró elementos que indiquen “acciones de uso desproporcionado de la fuerza o de tratos crueles, inhumanos o degradantes por parte de la policía al momento de las detenciones”. Asimismo, expresó su interés por mantener una relación institucional de trabajo y de colaboración con la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal y la SSP capitalina, “con la certeza de que es posible caminar conjuntamente hacia políticas públicas que no estigmaticen a los jóvenes y que envíen un mensaje de respeto pleno a sus derechos”. Aclaró que no se opone a los operativos policiacos que se requieren para resguardar la seguridad de los ciudadanos, ni a la investigación y consecuente sanción penal de quien resulte responsable por la comisión de hechos delictivos, siempre que estén apegados a los estándares de protección a los derechos humanos. De las 226 personas detenidas, 218 ya fueron liberadas bajo reservas de la ley –52 adultos (38 hombres y 14 mujeres) y 166 adolescentes (134 hombres y 32 mujeres)– y quedó abierto el desglose por daños a propiedad ajena y lesiones. Por otra parte, la PGJDF consignó hoy a dos adultos que ingresaron al Reclusorio Oriente, así como a seis adolescentes, por los desmanes en el interior de la estación Cuauhtémoc de la Línea 1 del Metro. Los detenidos fueron acusados de asaltar a un particular, a quien le habrían robado una gorra y un reloj. Los seis menores fueron ingresados a la Comunidad de Diagnóstico para Adolescentes.

Comentarios