Se vislumbra nueva batalla en el PRI-DF

martes, 14 de agosto de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- A la vieja usanza, con mariachis y “portazo” de sus simpatizantes en la sede nacional del PRI, Juan Carlos Vázquez se registró como aspirante a dirigir el Revolucionario Institucional en el Distrito Federal y se enfrentará a las fórmulas antagónicas de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre y de Roberto Serrano. Identificado con el grupo de la exdirigente nacional priista y candidata a jefa de Gobierno capitalino, Beatriz Paredes, el grupo de Juan Carlos Vázquez explicó que acudió a la sede nacional del PRI ante la falta de “garantías suficientes” de seguridad y confianza. Las elecciones para elegir al dirigente capitalino en el DF, plaza disputada desde hace más de dos años, serán el próximo domingo y participarán alrededor de 3 mil 200 consejeros políticos nacionales, locales y delegacionales. El “portazo” y el enfrentamiento de algunos simpatizantes, fue minimizado por Vázquez al asegurar que hubo una confusión. Incluso, atribuyó el incidente al personal de la sede nacional del PRI. Poco después se registró la planilla encabezada por Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, dirigente de los pepenadores, quien ha mantenido una larga y violenta disputa por el control del priismo capitalino. En 2003, Gutiérrez y sus simpatizantes irrumpieron en un auditorio de la FTSE y aventaros sillas a consejeros que apoyaban a María de los Angeles Moreno, vinculada al grupo de Beatriz Paredes, y en 2011, Rosario Guerra denunció penalmente al asambleísta Christian Vargas, mejor conocido como el dipuhooligan y cercano a Gutiérrez de la Torre, de un enfrentamiento por el registro de planillas locales. Para el grupo de Enrique Peña Nieto, candidato presidencial ganador para los priistas, tener el control del priismo capitalino es esencial. Se distanció de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre por las cuotas de poder y las candidaturas en el Distrito Federal, especialmente en Iztapalapa, donde Peña hizo una alianza con el grupo del experredista René Arce. Peña Nieto nombró a Jesús Murillo Karam y a Gustavo Cárdenas Monroy, exgobernador hidalguense y exlegislador mexiquense, respectivamente, como delegados especiales del CEN del PRI en el DF, pero no lograron arrebatarle el poder a Gutiérrez de la Torre. El hijo de Guillermina de la Torre, famosa líder de los pepenadores, no logró llegar al Senado de la República en estos comicios federales. Ocupó el lugar 16 de la lista de plurinominales y ahora pretende recuperar la dirigencia del PRI en el DF.

Comentarios