Culpa Cárdenas a Ebrard por conflicto diplomático con Azerbaiyán

lunes, 21 de enero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El coordinador de Asuntos Internacionales del Distrito Federal, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, responsabilizó a la administración de Marcelo Ebrard del conflicto diplomático que enfrenta el gobierno actual por la estatua del expresidente de Azerbaiyán, Heydar Aliyev, en el Bosque de Chapultepec. Afirmó que el gobierno anterior no se coordinó adecuadamente con la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y quienes tomaron la decisión de colocar la estatua de Aliyev, considerado como un dictador y represor, no investigaron de quién se trataba. Reiteró que la Ciudad de México no tiene razones para honrar a Aliyev y, por lo tanto, la efigie no cabe en ella. “La estatua del señor Aliyev no honra a la Ciudad de México, ni la Ciudad de México tiene por qué honrarlo (por lo que la estatua) no cabe en el Distrito Federal”, dijo el exjefe de Gobierno. Tras su reunión con el delegado de Coyoacán, Mauricio Toledo, en la que hablaron sobre los programas de la demarcación que pueden ser internacionales, Cárdenas, tres veces candidato presidencial, descartó la posibilidad de que la estatua sea reubicada del parque de la Amistad México-Azerbaiyán, sobre Paseo de la Reforma, a otro punto de la ciudad. “No honra a la Ciudad de México, por lo que la Ciudad de México tiene por qué honrarla”, reiteró. Cárdenas Solórzano descartó que el eventual retiro de la estatua de Aliyev se traduzca en un conflicto diplomático, siempre que las cosas se hagan de la manera adecuada. A inicios de su administración, en diciembre pasado, el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, dio como su primera tarea a su coordinador de Asuntos Internacionales, la de resolver el conflicto diplomático heredado por Ebrard Casaubón. Desde entonces, Cárdenas Solórzano ha sostenido que la estatua no cabe en la ciudad. El propio Mancera se reunió el jueves pasado con el titular de la cancillería, José Antonio Meade, quien dio luz verde al mandatario capitalino para decidir el futuro de la polémica estatua. Mancera aún no se ha pronunciado oficialmente por la permanencia, reubicación o retiro de la efigie, cuya instalación fue parte de un convenio entre el Gobierno del Distrito Federal y la embajada de Azerbaiyán para mantenerla durante los próximos 99 años. A cambio, la embajada de Azerbaiyán, invirtió 65 millones de pesos para la rehabilitación de la Plaza de la Amistad México-Azerbaiyán y de la Plaza Tlaxcoaque, en el Centro Histórico. En un comunicado emitido el viernes pasado, el Gobierno del Distrito Federal informó que este lunes funcionarios locales sostendrían una plática con el embajador de Azerbaiyán, Ligar Mukhtarov, para “continuar con la ruta que se ha trazado de privilegiar el diálogo y la conciliación”. Se aclaró que una vez que se lleva a cabo la reunión, se tomarán las decisiones del caso.

Comentarios