El conflicto en la UACM no está resuelto: Rectoría

jueves, 24 de enero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- A pesar de reanudarse las actividades escolares en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), la rectora Esther Orozco aseguró hoy que el conflicto en esa casa de estudios no está resuelto. En rueda de prensa, dijo que se resolvió parcialmente con la apertura de planteles, pero que la sede administrativa se mantiene tomada por la parte disidente. Insistió que sólo hay un Consejo Universitario instalado conforme a los procedimientos de la UACM, por lo que las sesiones y acuerdos que toman un grupo de consejeros de forma independiente están fuera de la legalidad y sus decisiones “no tienen efectos vinculatorios”. A dichos consejeros los conminó a integrarse al pleno del CU para debatir juntos los problemas que los aquejan. Durante la conferencia, Minerva Camacho Nuez, coordinadora académica de la UACM, presentó el programa académico para resarcir los daños por el paro, mismo que, dijo, ocasionará que cinco mil estudiantes abandonen sus estudios, esto es el 30% de la matrícula total en el semestre 2012-II. El primer punto del programa, explicó, consiste en otorgar apoyos a los estudiantes para que permanezcan más tiempo en las aulas de la Universidad. A esta acción se destinarán 20 millones de pesos, ya aprobados por el Tercer Consejo Universitario, y serán adicionales a las más de tres mil 150 becas ya otorgadas. El apoyo incluye la impartición de cursos del semestre pasado al alumnado que los necesite, así como talleres y actividades específicas para quienes tomaron clases en espacios alternos y terminaron sus clases el semestre anterior. La coordinadora académica detalló que también se trabaja en el fortalecimiento de las siete nuevas carreras de licenciatura y de los posgrados, al mismo tiempo que anunció la apertura de la matrícula de los nuevos posgrados para el siguiente semestre. Asimismo, dio a conocer que con el apoyo de la Coordinación de Administración de la UACM, se agilizarán las gestiones que permitan el avance de los proyectos de investigación detenidos, cuya inversión asciende a 60 millones de pesos. Además, dijo, se abrirá un periodo de preinscripción, del 5 al 8 de febrero, dirigida a estudiantes que ingresaron en el semestre 2012-II para determinar el nivel de retención y analizar si es necesario emitir una convocatoria extraordinaria de nuevo ingreso a la UACM. Explicó que el ajuste al calendario escolar aprobado por el CU, permitirá recuperar parte del semestre durante enero y febrero, y abrir un segundo período de certificación en febrero. Camacho refirió que a causa del paro sólo mil 996 alumnos de 10 mil certificaron material para el primer periodo de 2013, lo que representa apenas el 20% de lo esperado. Refirió que durante el paro también se perdieron 122 mil 512 horas/clase, casi 100 estudiantes tuvieron que posponer su titulación y se interrumpieron 105 proyectos de investigación, con financiamiento interno y externo, con un monto total de 45 millones de pesos. Durante la conferencia de prensa a la que también asistió el secretario general, Jesús Fandiño, y la secretaria técnica de la Comisión de Asuntos Académicos del Consejo Universitario, Mavil López Casamichana, la rectora se refirió también a las denuncias que han presentado paristas en su contra. Aseguró que se siente tranquila y que todo lo que se dice en su contra son difamaciones. “Esperamos que la Procuraduría actúe en consecuencia, que investigue todas las denuncias, que nos llame a todos a rendir cuentas a todos y que aplique la ley. Estoy absolutamente consciente, como ciudadana, para responder cuando la autoridad me lo requiera, por mis actos, no tengo miedo, ni reticencia a asistir cuando sea necesario”, sostuvo. Sobre la posibilidad de que renuncie como han pedido los paristas para solucionar el conflicto, señaló que su compromiso en la UACM concluye el 7 de mayo de 2014 y agregó que si ella fuera el problema y hubiera un proyecto académico para la UACM, pondría su renuncia a consideración del CU. “Si yo fuera el problema y hubiera un proyecto académico para la UACM que llevara a la universidad a ser la universidad que necesita la ciudad y no un coto de poder, yo me reuniría con el CU y discutiría las ventajas y las desventajas de que yo permanezca o me retire. Para mí la UACM no es una chamba, ni un espacio político”, apuntó.

Comentarios