Adquiere PGJDF sistema para predecir incidencia delictiva

viernes, 4 de enero de 2013
MÉXICO, D.F., (apro).- En el Distrito Federal se cometen mensualmente, en promedio, 65 homicidios, mil 500 robos de automóvil, nueve secuestros; 78 robos a casa habitación, 90 a cuenta-habientes, 290 a repartidores, según datos de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF). La incidencia delictiva se ha mantenido en general, pero puede aumentar o bajar; y para predecir posibles escenarios, la UNAM desarrolló un sistema que permitirá saber cómo se desarrollará la incidencia delictiva. Con sólo apretar un botón, personal de la PGJDF podrá tener, en segundos, textos y gráficas que permitirán a las autoridades saber si los datos van según la predicción y medir el impacto de algún programa. La Dirección General de Política y Estadística Criminal (DGPEC) de la PGJDF proporcionó al Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas (IIMAS) de la UNAM --que desarrolló el sistema--, la información estadística de 17 delitos de alto impacto cometidos en la Ciudad de México, de 2000 a la fecha. Estos son: homicidio doloso, violación, secuestro y diferentes tipos de robo (a transeúnte, cuenta-habiente al salir de cajero o banco, casa habitación, transportista, pasajero del metro, repartidor, en microbús, negocio, pasajero en taxi, con y sin violencia), así como lesiones dolosas por disparo de arma de fuego, entre otros. De acuerdo con dicha información, el robo a casa habitación, se estabilizó en 78 mensuales y se espera que se estabilice en 65; robo a repartidores 290 mensuales y a transportistas, 28. Algunos delitos son completamente constantes, como el secuestro. En 2004 se cometían 12, alcanzó un máximo de 20 en diciembre de 2007 y bajó a nueve a partir de 2009, mientras que el homicidio no ha variado mucho: se cometen 65 mensuales. Los asaltos a cuenta-habientes al salir del banco o del cajero, fueron de hasta 140 mensuales en 2005, luego bajó a 110, y ahora está en alrededor de 90. El robo a vehículos ha ido disminuyendo, en 2000 de cometían cuatro mil mensuales, en 2005, entre dos mil 200 y dos mil 300, con fluctuaciones hasta estabilizarse en mil 500, en 2012. Con el nuevo sistema, afirmó Bladt Petersen, se busca generar nuevos esquemas de medición del fenómeno, para analizarlos y, eventualmente, contribuir a reducirlo en la capital del país. También servirá para saber si los datos corresponden a las predicciones y para medir el impacto de algún programa. Predecir, aclaró el universitario, “no es hacer una simulación de un escenario futuro, pero sí es una dirección en la que van los datos”. Su probabilidad es de 95%, pues el pronóstico se genera en una banda o intervalo de confianza. Además podrá ser útil en la asignación del presupuesto, pues según la incidencia, se puede determinar el número de patrullas o policías, afirmó Bladt Petersen. El software desarrollado por la UNAM es un modelo de prospectiva para el análisis, validación y predicción de delitos de alto impacto. Es capaz de predecir cómo se desarrollará la incidencia delictiva: el número esperado de delitos, junto con sus bandas de confianza. Bladt Petersen explicó que al presionar un botón, las autoridades del DF podrán desplegar escenarios, tendencias y pronósticos; analizar series de tiempo, y generar automáticamente un reporte con textos y gráficas que también se podrá hacer de forma manual. La construcción y aplicación del sistema comprendió tres ejes de acción: el análisis técnico, diseño y selección del modelo predictivo; el desarrollo del software de aplicación prospectiva del Sistema Único de Información Delictiva del DF, y la capacitación especializada a personal de la DGPEC de la Procuraduría capitalina.

Comentarios