Caso Heaven: analiza Mancera recomendación de la CDHDF

miércoles, 23 de octubre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, afirmó que se analiza la recomendación de la Comisión de Derechos Humanos capitalina (CDHDF) y sus observaciones en el sentido de que el caso Heaven podría ser un caso de desaparición forzada, debido a la presunta participación de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina (SSPDF). El martes pasado –al presentar la recomendación 19/2013, en la que la CDHDF organismo documenta cuatro casos de desaparición involuntaria en el DF– el ómbudsman interino, Mario Patrón Sánchez, puntualizó que en el caso de los 13 tepiteños, secuestrados en la Zona Rosa y posteriormente asesinados en un rancho del Estado de México, solicitó a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) que determine la forma de participación y la responsabilidad de los cuatro policías que fueron detenidos. Y afirmó que “en caso de que haya un involucramiento de policías por acción u omisión, estamos frente a una desaparición que se convierte en forzada (…) que es perpetrada desde las ventajas del poder y de la autoridad, y por lo tanto un homicidio se nos podría convertir en una ejecución extrajudicial”. Al respecto, Mancera señaló que el término desaparición forzada es una “clasificación jurídica” y que tendrá que analizarse “con todo cuidado”. La investigación del caso Heaven, sostuvo en conferencia de prensa, “tiene su curso, se está trabajando y no se ha detenido”. Además, consideró que algunos puntos de la recomendación podrían estar ya solventados debido a los cambios de procedimientos que se han realizado en el Centro de Atención a Personas Extraviadas y Ausentes (Capea) de la PGJDF. También se refirió a la depuración de policías que han tenido participación en hechos delictivos a favor de la delincuencia. Mancera sostuvo que se trata de una tarea “a nivel nacional”, y recordó que él propuso en el seno de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), la reestructuración en todos los sistemas de controles de confianza. La evaluación, dijo, tiene que hacerse al ingreso de los elementos y de forma permanente al interior de las corporaciones pues nunca se sabe en qué momento alguno puede “cambiar de bando”. “¿En qué momento un policía puede cambiar el rumbo de su actuación? Eso hay que estarlo evaluando y monitoreando permanentemente”, subrayó el mandatario. Según Mancera, desde el inicio de su gobierno, a la fecha, un 70% de elementos policiacos de los que tenía el Distrito Federal, han sido depurados.

Comentarios