Mancera prepara el terreno para aumentar la tarifa del Metro de tres a cinco pesos

jueves, 14 de noviembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El gobierno del Distrito Federal prepara el terreno para aumentar la tarifa del Sistema de Transporte Colectivo (Metro) –la columna vertebral del servicio público– de tres a cinco pesos. A pesar de que en un primer momento el titular del GDF, Miguel Mancera, descartó cualquier posibilidad de incrementar el precio, de la noche a la mañana dio un giro de 180 grados y anunció que la medida se pondrá a consulta entre los capitalinos. Por lo pronto, el director del Metro, Joel Ortega, ya entregó la propuesta a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF). En sus alegatos, dijo que ello permitiría subsanar una serie de deficiencias que arrastra el servicio. En abono de la propuesta, Mancera adelantó que en un periodo de 15 a 20 días se realizará una campaña para informar a la ciudadanía qué se haría con los recursos que se obtengan. Adelantó que parte del dinero se utilizaría para el mejoramiento de estaciones y para la compra y puesta en marcha de nuevos trenes, pero también para incrementar la vigilancia y eliminar los torniquetes en la zona limítrofe con el Estado de México. Y para garantizar que los recursos se destinen realmente al STC Metro, dijo, se creará un fideicomiso. Sobre la posibilidad de que la tarifa sea “diferenciada”, a fin de que los usuarios de menores recursos paguen menos, el mandatario capitalino señaló que continúa el análisis técnico para concretar ese proyecto. Por separado, el director del STC Metro, Joel Ortega Cuevas, señaló que “debido a las condiciones de algunas deficiencias en el servicio, la operación, y rezagos en el material rodante, las instalaciones fijas y la obra civil del STC, que hemos acreditado, consideramos pertinente ajustar el precio del boleto". En conferencia de prensa, el funcionario local dio a conocer los resultados de una encuesta de Parametría, según la cual 62% de los usuarios estaría de acuerdo con un aumento en el costo del boleto, si con ello mejora el servicio. De acuerdo con dicha medición, la gran afluencia de pasajeros, los vendedores ambulantes y el retraso en el servicio son los aspectos que más disgustan a los usuarios. Ortega Cuevas confirmó lo dicho por Mancera, en el sentido de que a finales de noviembre se realizará una consulta pública para saber si los capitalinos están de acuerdo con la nueva tarifa de cinco pesos a partir del próximo año. "Vamos a realizar una encuesta en donde nosotros confiamos en que vamos a tener la opinión mayoritaria de la gente. Si la gente señala que no está de acuerdo, pues entonces no habrá ajuste", sostuvo. El director del SCT Metro subrayó que el incremento representaría ingresos por tres mil millones de pesos anuales, que servirían para la compra de 45 trenes nuevos con aire acondicionado para la Línea 1, la adquisición de 12 trenes más para la ampliación de la Línea Dorada, la renivelación de la Línea A y la remodelación de estaciones de la Línea 1. Además, dijo, en 18 meses se recuperarían 105 trenes que actualmente están fuera de servicio; se renovarían 50 escaleras eléctricas, de un total de 104 que se encuentran en las tres líneas más antiguas, y se instalarían ventiladores en los vagones. Durante las tres últimas administraciones, la tarifa del Metro se modificó en dos ocasiones. En diciembre de 2001, con Andrés Manuel López Obrador como jefe de Gobierno del Distrito Federal, la tarifa subió de 1.50 a dos pesos, y así se mantuvo durante nueve años, hasta enero de 2010, cuando en la administración de Marcelo Ebrard aumentó de dos a tres pesos. Desde 1969 –cuando se inauguró la primera Línea– hasta la fecha, la tarifa ha aumentado 10 veces.

Comentarios