Desiste abogado y no denunciará a delegado de Coyoacán

miércoles, 27 de febrero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El delegado de Coyoacán, Mauricio Toledo, se encuentra a un paso de salir bien librado de la acusación por extorsión, luego de que el denunciante, el abogado Rodolfo Reus, anunció este miércoles que se desistirá de toda acción legal en contra del funcionario perredista. En una carta pública, el representante legal de la Inmobiliaria 3GZN Arquitectura se desdijo de la imputación que hizo –lo acusó de extorsión por 1.6 millones de pesos y de amenazas de muerte–, y adelanta que no concederá entrevistas ni volverá a hablar del tema públicamente. “Toda vez que la empresa Inmobiliaria 3GZN Arquitectura, S.A. De C.V. no fue objeto de extorsión alguna por parte del gobierno delegacional en Coyoacán, no interpondré denuncia y/o querella penal alguna en contra del señor Mauricio Alonso Toledo Gutiérrez, delegado en Coyoacán. “En virtud de lo anterior, no volveré a aparecer en medios de comunicación de ninguna índole en relación a este tema ni a tratar el tema públicamente, por lo que en lo personal no me reservo ninguna acción o derecho en contra del señor delegado”, señala el documento. Tampoco habrá comparecencia o debate en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), como lo solicitó la bancada del PAN el martes pasado. Todo quedó en la aprobación de un punto de acuerdo en el que se solicita a Toledo rendir en un plazo de 48 horas, “un informe detallado” de los hechos. Dicho informe, según el diputado perredista Víctor Hugo Lobo, obedece a que están obligados a dar certeza a los capitalinos “respecto de la actuación de los encargados de ejecutar acciones en el ámbito delegacional”. Sin embargo, para Alejandro Robles, también diputado del PRD, la carta enviada por Rodolfo Reus “es clara evidencia de que los diputados (del PAN) Priscila Vera y Edgar Borja mienten. Tanto el empresario como el abogado han negado haber sufrido extorsiones”, dijo. El lunes pasado, el diario Reforma publicó que el delegado de Coyoacán extorsionó con 1.6 millones de pesos a Gazi Nacif, uno de los socios de 3GZN Arquitectura para que no clausurar la construcción de un conjunto habitacional en la colonia Insurgentes Cuicuilco. Un día después, el diario dio a conocer presuntas amenazas de muerte de Toledo hacia Reus a través de mensajes de chat de Black Berry. El delegado afirmó que su teléfono celular había sido hackeado e informó que interpuso una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) contra quien resultara responsable. Diputados locales panistas, encabezados por su coordinador, también presentaron a su vez una denuncia contra Toledo por la presunta extorsión contra el socio de #GZN Arquitectura y lo llamaron a debatir sobre el caso “como hombrecito” en el órgano legislativo. Toledo por su parte, dio a conocer una carta supuestamente firmada  por Gazi Nacif en la que el empresario desconocía las declaraciones de su representante legal y negaba haber sido víctima de extorsión por parte del delegado de Coyoacán. Finalmente Reus se desistió hoy de emprender acción legal alguna contra Toledo y la ALDF sólo lo conminó a presentar un informe detallado del caso por escrito.

Comentarios