Marcha convocada por ceceacheros termina en desmanes en CU

viernes, 19 de abril de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La marcha realizada este viernes por estudiantes del CCH Naucalpan, para exigir la reintegración de cinco alumnos expulsados en febrero pasado, entre otros puntos, terminó de forma violenta en el edificio de la Rectoría de la UNAM. Siete jóvenes encapuchados que portaban una bandera con el símbolo de la anarquía empezaron a romper cristales de la Torre de Rectoría, con la intención de tomarla, pero no lo consiguieron. Desde los jardines, estudiantes gritaron a los intrusos: “¡Fuera porros!”. Otros más les pidieron que no dañaran las instalaciones, pero los jóvenes encapuchados continuaron con la destrucción de cristales del inmueble donde tiene sus oficinas el rector José Narro. En medio del alboroto, un reportero de El Universal, quien seguía con su cámara las incidencias, fue agredido y despojado de su videocámara. Uno de los agresores se la arrebató y corrió hacia las Islas, un área jardinada ubicada en el centro de Ciudad Universitaria, y aunque el reportero reportó el hecho con los elementos de Auxilio UNAM, no fue detenido. En la confusión estalló un petardo sin que se reportaran heridos. Minutos antes del conato de violencia, las autoridades universitarias desalojaron alrededor de 100 trabajadores que se encontraban en el edificio. La marcha partió del Parque Hundido, en la colonia Del Valle, a CU. Inicialmente, marcharon 180 inconformes por la avenida Insurgentes en dirección norte-sur, incluido el carril confinado del Metrobús, sin que se registraran incidentes mayores. Realizaron un recorrido en el circuito interior del campus y se apostaron en la explanada de la Rectoría con la intensión de ser recibidos por las autoridades universitarias para hacerles entrega de su pliego petitorio. Durante la manifestación, exigieron la reintegración de cinco alumnos que fueron expulsados en febrero pasado por la toma de las instalaciones del CCH Naucalpan. Además, los estudiantes pidieron una investigación por el intento de asesinato de Mayra Valenzuela, ocurrido el 7 de mayo de 2004 en las inmediaciones de la Escuela Nacional de Trabajo Social; rechazaron las reformas que las autoridades universitarias pretenden llevar a cabo en los Colegios de Ciencias y Humanidades; demandaron la eliminación del Tribunal Universitario, y exigieron el cese a la "criminalización de la protesta social". Mayra Valenzuela, encabezó un mitin en el que llamó a las autoridades universitarias a pronunciarse por su caso, así como el de los estudiantes expulsados. Stevens Gary Fernández Zariñán, Jéssica Rodríguez Martín del Campo, Alland Ramírez Alcántara, José Luis Rodríguez Alcántara e Irene Pérez Villegas son los jóvenes expulsados en febrero pasado por participar en la toma del CCH Naucalpan. Los jóvenes afirman que ese día, las autoridades del plantel violaron la autonomía de la UNAM por permitir el ingreso de policías del Estado de México y realizar la detención de los cinco estudiantes que además de enfrentar procesos penales, fueron expulsados. [gallery type="square" ids="339547,339546,339545,339544"]

Comentarios