Directores exigen a encapuchados entregar la Rectoría de la UNAM

domingo, 21 de abril de 2013
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Directores de 74 escuelas, facultades, institutos y centros de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) exigen al grupo de encapuchados la entrega inmediata de la Rectoría que mantiene tomada desde el viernes. “Reiteramos nuestro respaldo al rector (José Narro) en la conducción de la Universidad y en la solución de este problema”, afirman los académicos en un comunicado conjunto en el que dan a conocer su posición respecto a este problema. “La autoridad universitaria ha estado abierta al diálogo para la solución de los conflictos”, afirmaron los directivos. En el documento consideran inadmisible la violencia utilizada por los inconformes que, con los rostros encapuchados, han vuelto a agredir a la UNAM y dañado las instalaciones de la Torre de Rectoría. “Exigimos la devolución inmediata de la Torre de Rectoría, edificio emblemático de este país, declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco. “Reconocemos que la autoridad universitaria ha estado abierta al diálogo para la solución de los conflictos y que existen en la Universidad las vías adecuadas para expresar, con base en la legislación universitaria, cualquier demanda o inconformidad”, exponen en el documento. En tanto, los jóvenes que mantienen tomada la Torre de Rectoría advirtieron que no se retirarán hasta que se acuerde el diálogo con las autoridades universitarias “y si no quieren, nos quedaremos aquí”, dijo uno de los inconformes a la agencia Notimex. Aproximadamente  las 14:00 horas los encapuchados afirmaron que no responderán a provocaciones, luego de que estudiantes los cuestionaron por los daños al inmueble y porque no daban la cara. También leyeron los ocho puntos de su pliego petitorio y reiteraron su petición para que las autoridades instalen una mesa de diálogo. Notimex indicó que los encapuchados se turnan en la parte lateral norte del edificio de Rectoría para vigilar la zona, en unos sillones se mantienen recostados o sentados, la entrada principal está cerrada y tapizada con cartulinas en las que plasmaron sus peticiones.

Comentarios