Reclamos en CCH, sin planteamientos académicos: UNAM

miércoles, 22 de mayo de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) informó que en el conflicto que estalló en febrero pasado con la toma de la torre de Rectoría, nunca hubo planteamientos académicos sino reclamos ajenos a la revisión de los planes y programas de estudios del CCH. La misma actitud “intransigente” de esas personas impidió que continuara el diálogo el pasado 16 de mayo, acusó la institución a través de un comunicado. Además, las autoridades universitarias realizaron un recuento de hechos cronológico que inició con los actos “violentos” en el CCH Naucalpan e incluyó la toma, primero, de la Dirección General del CCH, y posteriormente de la Rectoría. Recordaron que por esos hechos interpusieron las denuncias penales respectivas, el Tribunal Universitario determinó la expulsión definitiva de cinco alumnos y suspensiones, por distintos periodos, de cuatro más. Entre las conductas ilícitas denunciadas figuran agresiones y lesiones a miembros de la comunidad, haber puesto en riesgo la integridad de esta última e irrumpir y dañar instalaciones, además de la sustracción de equipos y distintos objetos, tanto de trabajadores, como del patrimonio universitario. Respecto del rompimiento del diálogo entre ambas partes, la UNAM refirió que ocurrió el pasado 16 de mayo en el momento en el que se desarrollaba la cuarta sesión resolutiva, que pretendía fijar las bases para el trabajo de las mesas. “Una nueva irrupción a las instalaciones donde se desarrollaban las pláticas impidió que éstas prosiguieran”, detalló la institución en su comunicado. Además, señaló que reiteradamente la UNAM realizó “ofrecimientos al diálogo, respetuoso y tolerante, que se formuló para dar cauce a inquietudes y protestas registradas en las últimas semanas”. Prueba de ello, agregó, es que el mismo 16 de mayo planteó un formato para instalar las mesas en las que se discutiría la actualización al Plan y Programas de Estudios del Colegio. La propuesta que se entregó en la cuarta reunión, añade,  estableció que las mesas se desarrollarían en 13 sesiones, con duración de cuatro horas cada una y la participación de 15 representantes, por cada parte, identificados y con derechos vigentes. Como resultado de esas reuniones, argumentó la UNAM, se elaboraría una relatoría aprobada por ambas representaciones, que se entregaría a la Comisión de Planes y Programas de Estudio del CCH, con el fin de incorporarla al debate que se realiza en los distintos planteles y que concluirá a fines de noviembre próximo. “Sin embargo, las autoridades universitarias sólo han encontrado intolerancia y pretensiones para retardar la discusión con señalamientos ajenos a cualquier argumento académico”, acusó la UNAM. La institución concluyó que “pese a las muestras recurrentes de intransigencia por parte de este grupo” continuará el proceso de discusión amplia e incluyente en torno al plan y programas de estudios hasta noviembre, como está programado.

Comentarios