Renuncia ombudsman del DF y acusa "campaña mediática" en su contra

lunes, 30 de septiembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Para evitar el “desgaste” de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) y ante la falta de votos para reelegirse, el ombudsman Luis González Placencia declinó en su pretensión de continuar al frente del organismo. Luego de notificar su renuncia a Manuel Granados, presidente de la Asamblea Legislativa (ALDF), González Placencia denunció una “campaña mediática” para dejarlo mal parado en casos como el de la controversia entre el exministro Genaro Góngora Pimentel y la madre de dos de sus hijos, Ana María Orozco, así como el calificarlo de defensor “de vándalos” al intervenir en favor de personas detenidas en protestas, como en la toma de posesión del presidente Enrique Peña Nieto. En rueda de prensa, el ombudsman capitalino hizo un recuento de casos que lo confrontaron con autoridades y poderes económicos, como la revelación de la trata de internas en prisiones de la ciudad, la recomendación contra la construcción de la Supervía Poniente, así como los pronunciamientos contra la exhibición pública de detenidos y la misma recomendación por las detenciones arbitrarias del 1 de diciembre. González Placencia reconoció que con el pronunciamiento de legisladores de PAN, PVEM y PRI no se alcanzaban los 44 votos necesarios para que continuara al frente de la CDHDF para un segundo periodo, lo que en parte explica su decisión de renunciar, con el fin de “no desgastar más a la comisión”. Además, recomendó “cuidar ahora el proceso, primero que inicie lo antes posible y, enseguida que esté libre de presiones políticas”. Después de recordar que representantes de más de 400 organizaciones civiles, académicas, embajadas e instituciones nacionales e internacionales apoyaron su ratificación, González Placencia anunció su regreso a la academia, en tanto que el primer visitador Mario Patrón Sánchez quedará al frente, de manera provisional, de la CDHDF En la ALDF, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, la perredista Dinorah Pizano reconoció que fue la falta de acuerdos políticos lo que truncó el proceso de reelección de González Placencia. La legisladora lamentó que los diputados no lograran el consenso para la ratificación de González Placencia, “particularmente porque cuando iniciamos el procedimiento fue muy importante escuchar las voces de la sociedad civil, quienes habían manifestado su apoyo”. En tanto, el coordinador de la bancada del PAN, Federico Döring, responsabilizó a Pizano de la mala conducción del proceso de relevo de la presidencia de la CDHDF. “No hubo acompañamiento de la Comisión de Gobierno, eso te garantiza máxima publicidad y que el actuar de una comisión se refleje en el pleno”, acusó.

Comentarios