Negligencia en Azcapotzalco: joven cae en excavación sin señales y muere ahogado

martes, 7 de octubre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El 19 de noviembre de 2013, “Esteban” salió de la estación del Metro Tezozomoc, con destino a su casa. Pasaban las 19:00 horas y la calle Zempoaltecas estaba sin luz. El joven de 18 años comenzó a caminar y de pronto cayó en una excavación profunda de la que ya no salió vivo. Se trataba de una excavación que 10 días antes personal de la Dirección General de Obras y Desarrollo Urbano de la delegación Azcapotzalco inició con el propósito de colocar un contenedor de basura soterrado en la colonia Unidad Habitacional Miguel Hidalgo. Sin embargo, los trabajadores sólo señalaron la fosa con dovelas y cinta plástica y dejaron material al exterior de la excavación. Aquella noche llovió tan fuerte que la fosa se llenó de agua. Al día siguiente, para continuar con la obra, los trabajadores drenaron el líquido de la excavación y en el fondo encontraron el cuerpo de “Esteban”. Murió ahogado. Aunque el Ministerio Público de la Fiscalía de Azcapotzalco inició una averiguación previa por la muerte del joven –padre de una niña pequeña– y la delegación apoyó a su familia con parte de los gastos funerarios, los familiares interpusieron una queja en la Comisión de Derechos Humanos del DF. La querella derivó en la recomendación 7/2014 dirigida a la delegación Azcapotzalco, encabezada por el perredista Sergio Palacios Trejo, y presentada este martes por la presidenta de la CDHDF, Perla Gómez Gallardo. Según la CDHDF, la autoridad no previó los mecanismos y medidas de prevención adecuadas para salvaguardar a las personas que transitaban en la zona de construcción de las fosas profundas y, por lo tanto, violó dos garantías: Derecho a la vida en relación con la falta de adopción de medidas adecuadas para prevenir y garantizar la seguridad de las personas y el derecho a un nivel de vida adecuado en relación con la obligación de la autoridad de brindar servicios que garanticen un entorno digno a las personas. En la recomendación, la CDHDF pidió a la delegación Azcapotzalco reparar integralmente a las víctimas indirectas por los conceptos de daño emergente, lucro cesante y daño moral, dar el tratamiento psicológico especializado que requieran y cubrir los gastos necesarios, implementar un curso de capacitación en materia de mecanismos y medidas de prevención en obras públicas al personal delegacional relacionado con su ejecución, y otro de supervisión de los protocolos de protección civil en todas las obras públicas realizadas por esa autoridad delegacional. Bomberos violan derechos de mujeres La presidenta de la CDHDF, Perla Gómez Gallardo, presentó también la recomendación 6/2014 dirigida a Cuerpo de Bomberos del DF por violar su derecho a una vida libre de violencia, a la igualdad y no discriminación, así como a la honra, dignidad e intimidad dentro de las instalaciones . El documento se refiere a dos trabajadoras de esa dependencia dirigida por Raúl Esquivel. En el primer caso, la peticionaria acusó que fue discriminada por pertenecer a un sindicato distinto al Sindicato del Heroico Cuerpo de Bomberos del DF. Esa situación generó un contexto de violencia en la parte laboral y en la institucional que le ocasionaron violencia psicoemocional y económica y, al final, su despido. La segunda peticionaria denunció que fue acosada sexualmente por uno de los trabajadores de la dependencia y amenazada de que, si no accedía, difundirían imágenes íntimas suyas al interior de la dependencia. Como ella no accedió, el hostigador cumplió la advertencia. La CDHDF aseguró que las autoridades fueron omisas en realizar “acciones contundentes” para inhibir la difusión de imágenes sobre su vida íntima y le generaron un contexto de violencia en sus ámbitos laboral e institucional. Agregó que faltó la aplicación de un mecanismo para la prevención, atención, investigación y, en su caso, sanción de los actos de violencia contra las mujeres que laboran o prestan sus servicios en el Cuerpo de Bomberos. Por ambos casos, la Comisión recomendó al Cuerpo de Bomberos reparar el daño inmaterial a las víctimas, así como implementar un mecanismo de prevención, atención, acompañamiento, investigación, erradicación y sanción de la violencia contra las mujeres cuando ésta es atribuible a su propio personal, mediante la asesoría del Instituto de las Mujeres del DF. También sugirió adoptar medidas necesarias y pertinentes para garantizar los derechos humanos laborales de las mujeres y proporcionar a las víctimas el tratamiento psicológico especializado que requieran. Al Instituto de las Mujeres del DF le pidió coadyuvar con el Cuerpo de Bomberos en el diseño e implementación de un mecanismo de prevención, atención, acompañamiento, investigación, erradicación y sanción de la violencia contra las mujeres trabajadoras de dicha Institución.  

Comentarios