"Cuestión de percepción", inseguridad en el Ajusco: PGJDF

miércoles, 10 de diciembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El Consejo Técnico (CT) de la Facultad de Química de la UNAM manifestó “su más profunda indignación por el secuestro y asesinato” de Anayeli Bautista Tecpa, estudiante de excelencia de ese plantel, quien fue secuestrada a finales de noviembre y su cadáver fue hallado en el Ajusco el pasado fin de semana. El máximo órgano de representación y decisión de la facultad donde estudiaba la joven de 23 años, exigió a las autoridades correspondientes resolver el caso y aplicar justicia “a la mayor brevedad”. Luego, aseveró: “La captura del grupo de secuestradores que asuelan esta parte de la ciudad debe ser un objetivo urgente y de resolución inmediata, ya que no debe continuar esta ola de crímenes y permanecer impunes”. Estudiantes, directivos y académicos integrantes del Consejo Técnico, manifestaron su solidaridad con los familiares de la joven. “Cuestión de percepción” Pese al hallazgo del cadáver de la joven universitaria, así como los recientes casos de secuestro en la zona del Ajusco, delegación Tlalpan, el subprocurador de Averiguaciones Previas Desconcentradas de la Procuraduría General de Justicia del DF (PGJDF), Óscar Montes de Oca Rosales, aseguró que las denuncias por inseguridad son un tema de percepción. “Se ha desplegado un operativo ahí en Tlalpan, por la Secretaría de Seguridad Pública y de igual forma la incidencia (delictiva) va a la baja, nada más es un tema de percepción”, declaró a la prensa. El funcionario reviró las acusaciones al decir que en este sector, “como en toda la ciudad”, la delincuencia ha disminuido 16%. “Sólo es  cuestión de percepción”, dijo, el supuesto incremento de la violencia en esa zona del sur de la Ciudad de México. Incluso, informó que en esa zona la PGJDF y la Secretaría de Seguridad Pública local han reforzado los operativos de vigilancia con más policías. Y reiteró: “El índice delictivo está a la baja, nomás es un tema de percepción”. Reportes periodísticos y denuncias de los propios habitantes de la zona del Ajusco han dado cuenta del incremento de secuestros, extorsiones, cobros de derecho de piso, homicidios de víctimas del secuestro y del crimen organizado, así como el hallazgo de cuerpos destazados. Luis Rosales Gamboa, subsecretario de Operación Policial y actual encargado de la SSP-DF, confirmó que desde noviembre se reforzó la vigilancia en la zona, luego del secuestro de ocho ciclistas, entre ellos la triatleta Fabiola Corona y su entrenador Carlos Probert. Al término de un acto oficial, agregó que hay presencia de autoridades federales y del Estado de México en las zonas limítrofes de la delegación Tlalpan.