Anuncia GDF consorcio que construirá último tramo de tren a Toluca

jueves, 11 de diciembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El consorcio integrado por las empresas CAABSA Constructora, Prefabricados y Transportes, Cargo Crane, Grupo Corporativo Amodher, Omega Construcciones Industriales y González Soto y Asociados será el encargado de construir el tercer tramo del Tren Interurbano Toluca-Valle de México e iniciará los trabajos en el primer trimestre de 2015. La Secretaría de Obras y Servicios (Sobse) del gobierno del Distrito Federal falló a favor de estas empresas para desarrollar este sistema de transporte masivo y “obras complementarias” que, dijo, correrá desde la autopista México-Toluca hasta la estación Observatorio del Metro. En un comunicado, la dependencia encabezada por Alfredo Hernández, justificó que “CAABSA cuenta con 36 años de experiencia en la industria de la construcción, el resto de las empresas asociadas para la elaboración de prefabricados, transporte y montaje han participado en los últimos años en obras importantes de la Zona Metropolitana del Valle de México, lo que respalda al consorcio ganador y garantiza una ejecución eficiente del proyecto”. La dependencia detalló que el trayecto de este tramo tendrá una longitud total de 17 kilómetros e incluye dos estaciones de pasajeros --Santa Fe y Observatorio--, así como las cocheras de los trenes. Agregó que todo eso se hará por un monto de inversión de 10 mil 426 millones de pesos, lo que representa, dijo, 68 millones de pesos menos de lo presupuestado por la federación. Sin embargo, la Secretaría omitió aclarar si el tren pasará por la avenida Vasco de Quiroga, tema que ha sido severamente cuestionado por habitantes del pueblo de Santa Fe, además de urbanistas, especialistas en derechos humanos y diputados locales. Tampoco mencionó nada sobre la construcción de una autopista de cuota en un tercer nivel, como lo contempla el proyecto de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), según la información obtenida a través de solicitudes de transparencia realizadas por los opositores. Antes de que empiece los trabajos, aclaró la Sobse, el consorcio deberá tramitar la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) ante la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) del gobierno capitalino. La Sobse destacó que el proceso licitatorio “se llevó a cabo con éxito”. Dijo que 25 empresas acudieron a la visita de obra, de las cuales 20 continuaron con el proceso, algunas integraron consorcios, y finalmente se presentaron 10 propuestas competitivas. De acuerdo a la dependencia, “el curso de la licitación siempre estuvo apegado a la normatividad expresa en la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas, donde se establece un esquema de competencia basado en la acumulación de puntos para obtener un mayor porcentaje y que las mejores propuestas sean las que efectivamente ganen los concursos de obra pública”. Según la información oficial entre los rubros que se consideraron para el fallo de la licitación están la calidad de los materiales y mano de obra, la maquinaria de construcción, el aseguramiento de calidad, la capacidad financiera, la participación “de discapacitados” y la especialidad de la empresa. La Sobse recordó que el Tren Interurbano Toluca-Valle de México recorrerá 57.7 kilómetros y beneficiará a 270 mil pasajeros al día de la Zona Metropolitana del Valle de México. Además, dijo, reducirá el tiempo de traslado de 90 a 39 minutos, representará “la reducción de 13 mil vehículos diarios, así como una disminución en 27 mil toneladas de CO2 emitidas en un año”. De acuerdo con sus cálculos, todo el proyecto beneficiará a 3.5 millones de habitantes. Sobre la oposición ciudadana al proyecto, la Sobse dedicó dos párrafos del comunicado para aclarar que de septiembre a la fecha, se han realizado 10 reuniones informativas con los vecinos de Santa Fe, con la participación de las secretarías de Obras y Gobierno capitalino, y la de Comunicaciones y Transportes federal, la delegación Álvaro Obregón y diputados locales de la zona “para escuchar los planteamientos e inquietudes de los vecinos, las cuales continuarán el tiempo que sea necesario hasta aclarar todas las dudas respecto al proyecto”. No obstante, destacó que de los 17 kilómetros que comprende la construcción en territorio del DF, “sólo cinco de ellos han motivado las reuniones con los vecinos”. Ayer por la tarde, alrededor de 300 habitantes de 34 colonias de la delegación Álvaro Obregón y 10 de Cuajimalpa realizaron una marcha de la Glorieta de Vasco de Quiroga hacia el centro comercial Santa Fe para exigir información precisa del proyecto. Además, urbanistas, diputados locales y representantes de organizaciones civiles cuestionaron la manera en que se ha llevado el proceso de la obra desde su anuncio, demandaron la realización de una consulta ciudadana, la instalación de mesas de negociación y la presentación de los estudios de impacto ambiental en la zona. Y alertaron que, de no cumplirse con estas exigencias, podría presentarse “un grave conflicto social”.

Comentarios