Decapitan y amputan brazo a exmilitar... en el Ajusco

jueves, 11 de diciembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Aunque las autoridades capitalinas lo niegan, la inseguridad y los homicidios en la zona del Ajusco sigue en aumento. Un exmilitar de 78 años de edad, identificado como Álvaro Ezequiel Sánchez Miró, fue decapitado y le amputaron el brazo izquierdo en su casa, ubicada en el kilómetro 16+700 de la carretera Picacho-Ajusco, colonia Santo Tomás Ajusco. El hallazgo, según la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), se hizo este jueves cuando Maribel Sánchez López, de 48 años de edad, hija del exmilitar, llamó a la puerta de la casa de su padre, pero este no abrió y tampoco contestaba sus llamadas. La mujer pidió ayuda a los policías de la patrulla 6829, quienes entraron y vieron el cuerpo cercenado. Agentes del Ministerio Público, peritos y policías de Investigación iniciaron la averiguación en el lugar de los hechos. Este caso se suma a los que se han reportado en los últimos días. El pasado domingo, agentes de la PGJDF encontraron el cuerpo de Anayeli Bautista Tecpa, estudiante de excelencia de la facultad de Química de la UNAM, secuestrada a finales de noviembre. Apenas en octubre pasado, ocho ciclistas – entre ellos la triatleta Fabiola Corona y su entrenador Carlos Probert--, fueron secuestrados cuando realizaban un entrenamiento en la zona alta del Ajusco. Luego de la intervención de la Policía Federal, fueron liberados. Frente a los recientes acontecimientos de violencia e inseguridad, el subprocurador de Averiguaciones Previas de la PGJ, Óscar Montes de Oca, aseguró que se trata de “un tema de percepción”. MAM pide ayuda a la PF Ante este panorama, el jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, informó que solicitó el apoyo de la Policía Federal para reforzar el patrullaje en la zona del Ajusco. Luego de anunciar el Operativo Basílica 2014, explicó que recientemente planteó a las autoridades federales el reforzamiento de la vigilancia, en particular en la zona que queda fuera de la capacidad de las cámaras de videovigilancia, en el límite con el municipio de Xalatlaco, en el Estado de México. “Desde que tuvimos la reunión con las instancias federales, hice dos planteamientos muy puntuales a esta colaboración: La zona del Ajusco pasando la ‘Y’, porque nosotros tenemos alcance de cámaras hasta aproximadamente el kilómetro 22 de esta carretera. Más allá ya no tenemos esta facilidad de monitoreo”. El mandatario capitalino aclaró que en aquella reunión “se estableció un compromiso de colocar un punto de apoyo que pudiera servir no solo a la Ciudad de México sino también al Estado de México porque ésta ha sido una necesidad permanente”. Necesitamos, dijo, “que participen obviamente patrullajes de la Policía Federal porque hay incursión que es en el Estado de México y nosotros no podemos estar rebasando esta frontera como sí lo puede hacer la Policía Federal”. Mancera agregó que las pláticas con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong llevan un avance de 95% y se espera el operativo comience en los próximos días. Entonces habrá patrullaje de la zona a cargo de la Policía de Investigación y la Secretaria de Seguridad Pública locales y Policía Federal.

Comentarios