Piden a Peña negociar nuevo trazo en tren interurbano Toluca-Valle de México

jueves, 18 de diciembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Hartos de los desplantes y desaires de los gobiernos federal y capitalino, vecinos del Pueblo de Santa Fe pidieron la intervención del presidente Enrique Peña Nieto para buscar una salida negociada en el conflicto generado por la construcción del Tren Interurbano Toluca-Valle de México. En una carta enviada a Los Pinos el pasado 15 de diciembre --de la cual Apro tiene copia--, los quejosos demandan “conocer el proyecto ejecutivo que desde el principio nos fue negado y que por las respuestas (del) Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI) y a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), sabemos que se encuentran terminados o en su defecto en proceso”. De acuerdo con los vecinos, el trazo original de la vía pasará por la avenida Vasco de Quiroga, lo que implicará afectaciones a unos 80 mil habitantes de 34 colonias de la delegación Álvaro Obregón y de 10 de la de Cuajimalpa, además de unos 4 mil comercios establecidos en la vialidad y sus alrededores. En la misiva, acusan a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) del gobierno federal y a las secretarías de Obras y Servicios (Sobse) y de Gobierno (Segob) de la Ciudad de México de levantar las mesas de negociación y de ignorar sus peticiones. Desde el anuncio de la construcción del Tren Interurbano México-Toluca y el Viaducto Elevado Santa Fe–Observatorio, explican, se ha buscado el diálogo con las autoridades federales y locales “para conocer los impactos ambiental, urbano, económico y social, que tendrán dichas obras en nuestra comunidad y proponer trazos alternativos a la misma que no afecten el tejido social y el desarrollo de las 33 colonias involucradas". Reconocen que tuvieron tres mesas de trabajo con funcionarios del GDF y de la SCT en las que les presentaron planos y documentos, aunque aclararon que todavía estaba como “anteproyecto y que aún no existía un proyecto ejecutivo definitivo, ni se conocían con certeza los lugares por donde serían llevadas a cabo las obras”. Los interesados recuerdan que desde la primera reunión solicitaron a las autoridades los estudios de impacto ambiental, social, de movilidad y urbano, el proyecto ejecutivo y los planos de dichas obras. En aquel momento, Ricardo Ríos Garza, subsecretario de Coordinación Metropolitana y Enlace Gubernamental del GDF, Gerardo Báez Pineda, director de Obras Concesionadas del DF, y Pablo Suárez Coello, director General de Transporte Ferroviario de la SCT se comprometieron a entregar la información una semana después. El día de la cita, agregan, un asesor del secretario de Gobierno del DF les mostró los mismos planos, pero no los estudios de impacto que justifican la necesidad de la obra y su legalidad. Los colonos reiteraron la solicitud de información y pidieron que se evaluaran las alternativas de trazo que ellos propusieron en sesiones anteriores. Las autoridades pidieron dos semanas más para ese análisis, pero al cumplirse el plazo, “las mesas de trabajo y negociación fueron canceladas y a través de diversos medios de comunicación, se dio a conocer que los estudios no serían dados a conocer, por considerarse ‘estratégicos’”. Por esta razón, los habitantes pidieron a Peña Nieto “restablecer las mesas de diálogo y conocer el proyecto ejecutivo que desde el principio nos fue negado”. En la carta, los vecinos plantean que la recién aprobada Ley de Movilidad en el DF “obliga a las autoridades a observar un nuevo enfoque en el trazo de vialidades y en el desarrollo urbano”. Alegan también la defensa de sus derechos humanos a la vida, a un medio ambiente sano, a una vida digna y modo de elegido de vivir y al sano desarrollo entre otros. Incluso, recuerdan que ya interpusieron una queja en la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), misma que resolvió a su favor el pasado 25 de noviembre. Y se dirigen a Peña Nieto: “Por todo lo anterior y a efecto de evitar que con la realización de las obras referidas se violen los derechos de los habitantes del Pueblo de Santa Fe y de las otras 32 colonias, es que esperamos llevar a cabo una reunión con usted (él) con propósito del restablecimiento de las mesas de negociación con las autoridades federales, locales y nos sea entregado del Proyecto Ejecutivo y los diversos estudios que den sustento a la misma”. La misiva está firmada por Lorenzo Aguilar, presidente de la Unión de Colonos de Camino Real, así como por los diputados locales Laura Ballesteros del PAN y Jorge Zepeda y Eduardo Santillan del PRD y representantes de asociaciones civiles y coordinadores vecinales del Pueblo de Sante Fe. Advierten bloqueos en autopista En conferencia, vecinos del Pueblo de Santa Fe advirtieron que de no obtener pronta respuesta de la Presidencia de la República, de la SCT y la Sobse, comenzarán los bloqueos en Periférico, Paseo de la Reforma, la autopista a Toluca, así como Los Pinos y las sedes del gobierno capitalino. “Si no tenemos respuesta, se irán radicalizando las protestas y de una vez hacemos responsables a las autoridades locales y federales de las consecuencias”, aseguraron este jueves. El proyecto, acusaron, “está fincado en la ilegalidad por la falta de estudios técnicos”, pues no se han realizado análisis de mecánica de suelos en la zona que está llena de minas. Luego, denunciaron que mientras las autoridades les “dan largas” a su petición de información, cuadrillas de topógrafos ya comenzaron a hacer mediciones y señalamientos en las zonas de Tacubaya y Periférico, Observatorio y la avenida Vasco de Quiroga. Adelantaron que preparan un amparo colectivo contra la obra, mismo que presentarán en los próximos días ante instancias judiciales y administrativas, además de los amparos individuales que algunos ya alistan contra la posible afectación de sus viviendas y negocios.

Comentarios