Apremian al Senado a avanzar en reforma política del DF

viernes, 11 de abril de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Los dirigentes capitalinos del PAN, PVEM, PT, MC y Panal –los del PRI y PRD no asistieron-- pidieron al Senado reformar el artículo 122 constitucional, con el fin de que en los comicios del 2015 los defeños puedan elegir alcaldes y cabildos en lugar de jefes delegacionales y así lograr contrapesos en el gobierno local. La solicitud la hicieron al presidente de la Junta de Coordinación Política, el senador panista Jorge Luis Preciado y a sus homólogos de las comisiones de Puntos Constitucionales, Enrique Burgos, y de Justicia, Roberto Gil, así como al líder de la bancada priísta, Emilio Gamboa con una intención: avanzar en una parte de la reforma política del DF. Sin embargo, no hubo un compromiso claro. El panista Preciado dio la bienvenida a las voces partidistas, pero recordó que desde agosto del 2013 el Senado instaló la Mesa del Distrito Federal, para trabajar en la aprobación de la reforma antes del 30 de abril próximo. El priista Gamboa dijo que los senadores escucharán las voces de todos los involucrados y discutirán la petición con los representantes de las comisiones involucradas hasta hacer un “gran debate” en el pleno. Al encuentro con los senadores acudieron los presidentes del PAN, Mauricio Tabe; del PVEM, Samuel Rodríguez; del PT, Adolfo Oribe; del MC, Cuauhtémoc Velasco, y del PANAL, Jorge Gaviño. El PRD –que tiene mayoría en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal y gobierna 15 de las 16 delegaciones— no fue porque no firmó la petición. Tampoco hubo senadores perredistas en el encuentro. La actual presidenta del PRI-DF, Laura Arellano, estuvo ausente “por lo que ustedes saben que sucedió la semana antepasada”, según dijo Gamboa Patrón, en referencia al escándalo de la supuesta red de prostitución liderada por Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, expresidente del partido. Los argumentos El presidente del PAN-DF, Mauricio Tabe, explicó que entre los partidos políticos hay “absoluta coincidencia en la necesidad de transformar las delegaciones políticas del DF en alcaldías con cabildo”. La propuesta, dijo, responde a un “clamor ciudadano” para darle mayor eficacia al gobierno local, incluir las voces de otras fuerzas políticas en sus decisiones, así como asegurar “mayor pluralidad y contrapesos en estos órganos colegiados”. Adolfo Orive, líder del PT, recordó que en agosto de 2010 todas las fuerzas políticas y hasta el entonces jefe de gobierno, Marcelo Ebrard, firmaron una iniciativa de Reforma Política para el DF y la enviaron al Senado para su análisis y aprobación. Destacó que en ese documento ya estaba acordada la creación de cabildos en cada delegación y la división de Iztapalapa y Gustavo A. Madero. Sin embargo, la iniciativa se estancó en el Senado. De aprobarse el proyecto, agregó, las alcaldías tendrían autonomía financiera y tendrían que rendir cuentas. Samuel Rodríguez, del PVEM, consideró que el tener alcaldías y cabildos en la ciudad “sería abrir realmente en el Distrito Federal la puerta a la democracia y tener un contrapeso real” y combatir la corrupción. Destacó que con la propuesta los ciudadanos podrían llamar a comparecer a los alcaldes para rendir cuentas y hasta destituirlos. Cuauhtémoc Velasco, del MC, dijo que con la propuesta todas las fuerzas políticas estarían representadas en los cabildos, las decisiones serían colegiadas y no “unipersonales”. Jorge Gaviño, presidente de Nueva Alianza, aseguró que la “única posibilidad de que la Reforma Política se dé, es crear esta figura republicana de contrapesos” del Poder Ejecutivo en la ciudad. Agregó que la existencia de cabildos ayudaría a “lograr la transparencia en el gasto público”. La ruta legislativa En entrevista con Apro al término del encuentro con los senadores, el líder panista Mauricio Tabe explicó que la transformación de las delegaciones se puede hacer “ya, sólo es cuestión de voluntad política”. Aseguró que con ella disminuirán los casos de corrupción en las delegaciones, como los que se han difundido en Coyoacán. Para lograr esa transformación, continuó, el Senado de la República debe reformar el artículo 122 constitucional –referente al DF— antes del 30 de abril. Luego, en la Asamblea Legislativa (ALDF) se debe reformar el Código Electoral local. “Sí da tiempo en un (periodo) extraordinario porque de cualquier manera se va a abrir para discutir el código electoral nacional”, confió. “Cuando hay voluntad, hay reforma fast track, cuando no hay voluntad, hay filibusterismo, pateamos el balón y la vamos chicaneando y luego, ¿qué crees?, que no se pudo, pero la ciudadanía va a ver que no quieren poner contrapesos contra la corrupción”, advirtió. Apenas el 19 de febrero pasado, los coordinadores de los partidos en el DF y líderes del Senado se reunieron con el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, para analizar los avances y la ruta crítica del debate y eventual aprobación de la reforma política del DF. Previeron su aprobación para marzo.

Comentarios