"Fallas en cadena" empeoraron Línea 12, diagnostica consultora francesa

jueves, 3 de abril de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Las fallas y “desórdenes” en vías y trenes de la Línea 12 del Metro ocasionaron una “reacción en cadena” que deterioró la operación del servicio, según la empresa francesa TSO (Tricaud Societè Organisè). En el Resumen Ejecutivo que entregó al Sistema de Transporte Colectivo (STC) sobre la primera visita de campo de sus expertos y firmado por Vincent Tricaud, director regional, se asienta: "Los elementos del sistema ferroviario están interactuando entre ellos y el estado actual demuestra que ocurrió una reacción en cadena donde la degradación no controlada y/o no controlable de cada parámetro afectó a otros que a su vez empezaron a empeorar y así sucesivamente… Esto llegando a un punto donde la situación no se puede controlar". La situación es tal que considera necesario el “establecimiento de un trazado de vías tomando en cuenta posición actual, peralte adecuados con velocidades de operaciones y resultados de los estudios de detalle sobre la interfaz material rodante-estructura ferroviaria y la capacidad portante del viaducto". Así lo anuncia el predictamen que TSO entregó al Sistema de Transporte Colectivo (STC) y éste, a su vez, a la Comisión de Investigación de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), cuyo presidente, Jorge Gaviño, difundió esta tarde. Según el resultado del primer acercamiento de la empresa a la línea que va de Tláhuac a Mixcoac, hay “desórdenes muy importantes tanto a nivel de los activos de la superestructura de la vía como de las ruedas de los trenes”. Entre ellos menciona: Desgastes excesivos de los rieles especialmente en curvas, desgastes ondulatorios “importantes y generalizados”, fracturación de traviesas y fallo de fijaciones especialmente en curvas, atrición/abrasión del balasto, componentes dañados como bridas y agujas dañadas por las ruedas de los trenes, así como desgastes excesivos y diferenciales de las ruedas de los trenes. Los detalles que enumera el documento van desde el contacto “anormal” entre rieles y ruedas de los trenes y su paso por las curvas, falta de engrase, hasta instalaciones que no facilitan el mantenimiento. Con ello, los especialistas aseguran que “en el estado actual tomando en cuenta desgastes y las restricciones importantes de velocidades varios parámetros no están dentro de los estándares". El reporte afirma que “solamente teniendo las conclusiones del conjunto se podrán adecuar las soluciones correctivas que permitirán tener confianza en tener un mantenimiento a futuro dentro de lo normal”. Sin embargo, comenta que existen actividades preliminares –de verificación y cuantificación de vías, rieles, fijaciones, soldaduras y ruedas— de pueden hacer “inmediatamente”, mientras se definen los trabajos correctivos mayores que requiere la línea. Incluso, sugiere el reperfilado y esmerilado de rieles en los tramos que aún están en operación –de Atlalilco a Mixcoac--, pues dice que es “indispensable” el mantenimiento preventivo en ellos. Línea “no” ejemplar En la introducción del reporte, la empresa TSO asegura: “Entendemos que el estándar de esta línea en servicio no corresponde a las expectativas del STCDF (Sistema de Transporte Colectivo del DF) ya que están obligados a imponer restricciones de velocidad en varios tramos con los impactos ya conocidos sobre la operación comercial de esta nueva línea que STCDF habría deseado que fuese ejemplar”. Luego desglosa el análisis de los sistemas que componen la línea. En él menciona “preocupación” por la distancia entre eje y eje de los bogíes de los trenes, elemento que ha sido de lo más mencionado en las comparecencias de funcionarios y exfuncionarios, así como empresarios constructores en la Comisión de Investigación de la ALDF. También menciona “anomalías” en los durmientes o partes con las que se unen los rieles; “exceso de apriete” en las nablas o piezas que sujetan a los durmientes; incluso menciona que “parece que las ruedas de los trenes actúan como limador” y otros detalles más técnicos que, asegura “nos parecen contrario a los modos operativos usuales”. La empresa comenta que en detalles como las fisuras de las fijaciones nablas pueden deberse a causas como la “mala serie de fabricación (ya hemos tenido este caso en obra previa en Francia)”. A propósito de su experiencia en los sistemas ferroviarios de ese país, TSO informa que se enviarán pruebas del balasto a laboratorios galos para hacer su análisis. Además, pedirán asesoría a la Sociedad Nacional de Ferrocarriles Franceses (SNCF, por su sigla en francés) para verificar la calidad de otros materiales. En las conclusiones, la empresa recomienda al STC, dirigido por Joel Ortega, “que sea una misma entidad que maneje tanto el conjunto de las actividades preliminares como los trabajos correctivos y de mantenimiento”. El viernes 28 de marzo por la noche, el Gobierno del DF informó en un comunicado que TSO sería la encargada de hacer las acciones iniciales relacionadas con la reparación de la Línea Dorada. Un día después, el secretario de Obras y Servicios, Alfredo Hernández, informó que la administración le pagó 25 millones de pesos por el contrato y que los resultados completos estarían listos en cinco semanas. Menos de una semana después, Jorge Gaviño, presidente de la Comisión de la ALDF, informó en conferencia de prensa que el STC le entregó los primeros resultados dados a conocer por la empresa. “Esto tiene importancia para la comisión investigadora porque es un elemento más de análisis que habremos a partir de este momento de revisar cuidadosamente y que nos va a servir también para armar todos los contrastes que hemos señalado, que se han venido surgiendo a través y a lo largo de las comparecencias de servidores públicos, exservidores públicos y empresas que han acudido a esta honorable Asamblea”, dijo el legislador. Rumbo al finiquito Y a tres semanas del cierre parcial de la línea, el gobierno capitalino, a través de la Secretaría de Obras y Servicios, emitió hoy las bases para la licitación de servicios de apoyo técnico y administrativo que ayuden en el proceso de liquidación y finiquito de la Línea 12 y obras complementarias asignadas al Proyecto Metro. Publicada en la Gaceta Oficial del DF, se establece que la empresa ganadora deberá dar apoyo en la elaboración de concursos, precios unitarios extraordinarios, ajuste de costos, resolución de inconformidades, elaboración de contratos, control presupuestal y estimaciones, así como apoyo técnico informático, preparación de informes jurídicos, presupuestales y apoyo para la integración del expediente único de finiquito y liquidación de la Línea Dorada. Se trata de la licitación 30132001-001-14, por un monto de inversión de ocho millones de pesos; el ganador deberá iniciar su tarea el 28 de abril y concluirla el 31 de octubre de 2014.

Comentarios