Asamblea del DF reparte culpas por fallas en la Línea 12

martes, 10 de junio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- La responsabilidad del cierre parcial de la Línea 12 del Metro es compartida: el Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC), el Proyecto Metro del Distrito Federal (PMDF) y el consorcio constructor –integrado por ICA, Carso y Alstom–, tanto en la pasada administración como en la actual, concluyó la Comisión Investigadora de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF). En su informe preliminar presentado la noche de este martes ante el pleno de la ALDF, el presidente de la Comisión, Jorge Gaviño, aseguró que la contratación y administración que hizo el gobierno del DF en la gestión de 2006-2012 –a cargo de Marcelo Ebrard– de unidades administrativas diferentes para la obra civil y electromecánica por un lado, y el arrendamiento de los trenes y supervisión por el otro, “propició problemas de coordinación para adquirir equipos y el contrato de obras”. Sin mencionar nombres ni apellidos de los funcionarios responsables, el informe, aprobado por unanimidad entre los 15 diputados que integran la comisión, agregó que esa falta de coordinación generó errores administrativos que a la larga derivaron en las fallas que obligaron al cierre de 11 de las 20 estaciones, el pasado 12 de marzo. Sobre el desgaste ondulatorio en las vías, causa multifactorial del cierre, los diputados concluyeron que las autoridades y las empresas mencionadas no previeron este fenómeno –a pesar de que es normal en este tipo de obras en todo el mundo– y, por lo tanto, no tomaron las previsiones necesarias de mantenimiento para evitar su aceleramiento. Destacaron como un error elemental el inicio de los trabajos sin un proyecto ejecutivo integral y sin un Manual de Mantenimiento –que a la fecha no se tiene aún— para aplicarlo en las estaciones superficiales y elevadas de toda la línea, desde Tláhuac hasta Mixcoac. Mencionaron también como error que las empresas supervisoras y certificadoras sólo hayan hecho su labor de manera documental. La Comisión Investigadora pidió a la Contraloría General del Gobierno del DF revisar si existen acciones u omisiones que hayan vulnerado a la normatividad y, en consecuencia, que puedan señalar responsabilidades a las autoridades correspondientes. Además, informó que según la investigación realizada durante 26 reuniones con especialistas, el consorcio constructor debe hacerse cargo –en lo económico y en lo material—de los trabajos de rehabilitación de la obra para reanudar, cuanto antes, la operación del servicio. También informaron que a raíz del problema con la línea 12 propusieron modificaciones a la Ley de Obras en el DF para evitar que se repitan situaciones como esta en la ciudad. En las conclusiones del informe preliminar, se señaló a “los servidores públicos que hayan tenido bajo su responsabilidad la obligación de haber incluido al desgaste ondulatorio en el Manual de Mantenimiento, al o los servidores públicos responsables de mantener la debida supervisión desde la construcción de la Línea y puesta en operación, así como a los responsables de atender el desgaste ondulatorio a partir de la entrega de la Línea por parte del Proyecto Metro de Distrito Federal al STC, así como a los responsables por parte del PMDF y el STC”. La licitación y firma de contrato para construir la Línea Dorada, se hizo durante la administración de Marcelo Ebrard. Entonces, el director del STC Metro era Francisco Bojórquez, mientras que el director del Proyecto Metro del DF era Enrique Horcasitas. Ya en la administración de Miguel Ángel Mancera, fue Joel Ortega quien tomó la dirección del STC Metro. El informe preliminar de la comisión de investigación, según informó el diputado de Nueva Alianza, Jorge Gaviño, se publicará “en breve” en la página webwww.comisioninvestigadoralinea12.mx Después de este informe, queda pendiente el diagnóstico que las empresas SYSTRA y TSO deben entregar a la Secretaría de Obras del GDF para que, a partir de este, la dependencia elabore el programa de rehabilitación y ponga fecha para la reapertura de la Línea. De la misma forma, queda pendiente el informe que elabora la Contraloría General del GDF para señalar a los responsables e iniciar los procedimientos administrativos y legales que de él deriven. Previo al informe de la Comisión Investigadora de la Línea 12, el secretario de Finanzas del GDF, Edgar Amador, informó que el gobierno capitalino ha gastado alrededor de cien millones de pesos –es decir, un millón de pesos diarios durante tres meses, en promedio–, por la renta de autobuses de la Red de Transporte de Pasajeros (RTP) para dar servicio gratuito a los usuarios afectados por el cierre de la Línea 12.

Comentarios