Mancera dobla las manos: fuerzas federales podrían vigilar el DF

martes, 10 de junio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Los recientes hechos de violencia en la capital del país vuelven a poner en tela de juicio el cacareado programa de seguridad Escudo Centro, promovido por el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera. La ejecución de seis integrantes de una familia  en la colonia Cuautepec El Alto, delegación Gustavo A. Madero, y que la Procuraduría General de Justicia del DF (PGJDF) atribuyó a rencillas entre narcomenudistas de la zona, provocó que Mancera doblara las manos y abriera las puertas de la ciudad a las fuerzas armadas –Ejército, Marina y Policía Federal– para vigilar las calles. Ningún gobierno perredista había permitido antes la intervención de las fuerzas del orden federales en la Ciudad de México, a pesar de las presiones. “Tenemos temas concretos, nosotros estamos interesados en asuntos muy concretos sobre todo en las áreas limítrofes, ese va a ser un tema muy importante de este equipo de coordinación y estoy seguro que va a abonar en la seguridad de la ciudad”, afirmó el jefe de Gobierno al instalar la primera Reunión del Grupo de Coordinación Distrito Federal. Asimismo, precisó que será cada 15 días cuando se reúna el grupo de coordinación, que también –dijo– ayudará a fortalecer el programa Escudo Centro, planteado para garantizar la seguridad de la ciudadanía en la región centro con la homologación de condiciones operativas, legislativas, periciales y tecnológicas para beneficiar a más de 32 millones de habitantes. Mancera insistió que en la capital no hay grupos asentados de la delincuencia organizada y evitó precisar si las dependencias federales realizarán patrullajes en las calles. Por separado, el procurador capitalino Rodolfo Ríos Garza, quien también asistió a la reunión, reveló que el asesinato de seis personas en la colonia Cuautepec El Alto, en la delegación Gustavo A. Madero, ayer lunes, fue una venganza entre narcomenudistas. “(Según) las primeras investigaciones, al parecer se trata de una venganza, de una ejecución que sucedió hace algunos días con grupos de narcomenudistas” por parte de bandas criminales que operan en la zona, detalló al salir de la reunión. La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) precisó que la noche de ayer varios sujetos armados ingresaron a un domicilio ubicado en la calle Pedro Nolasco, casi esquina con Apango, y dispararon contra las personas. Dos mujeres y un hombre murieron adentro de la casa, y afuera quedaron los cuerpos de dos jóvenes que presuntamente intentaron escapar de los sicarios. Otra mujer que resultó herida en el ataque armado fue trasladada a un hospital cercano, pero falleció tiempo después. Hasta ahora no se desconoce su identidad. Las otras víctimas son: María del Rocío Serrano López, de 58 años; Ana Laura Martínez Carrillo, de 35; Erick “N” de 18, y dos menores de 13 y 15 años. Un día antes de ese hecho, hombres armados asaltaron a dos personas en el exterior del Hotel Four Seasons de Paseo de la Reforma y dejaron herida a una de ellas. El procurador capitalino señaló este martes que ya se realizan las investigaciones para dar con los presuntos responsables del robo y el disparo que recibió el empresario Carlos Rivapalacio. Ríos Garza negó que se hubiera desatado una balacera en el lugar, y aclaró que sólo fue una detonación y no hubo un intercambio de disparos. “No se detuvo al probable responsable, eso es lo que sucedió y no se trata de una balacera, me gustaría que eso se aclarara”. Explicó que hasta el momento no hay ningún detenido y lo que el video del hotel muestra es que una sola persona fue la que despojó de su reloj e hirió con un balazo al empresario Carlos Rivapalacio, tras discutir en el área de Valet Parking. En otro hecho violento, este martes una persona resultó herida después de un enfrentamiento en la Central de Abasto localizada en el Canal de Río Churubusco, en la delegación Iztapalapa. De acuerdo con los primeros reportes, sujetos armados arribaron a la Central e intentaron asaltar una de las bodegas ubicadas en el pasillo F. Cuando los comerciantes se percataron de lo ocurrido, alertaron a elementos de seguridad, quienes iniciaron una persecución dentro del establecimiento y se desató una balacera que dejó a uno de los presuntos asaltantes herido y uno más detenido.

Comentarios