Sacan circo a las calles y exigen a Mancera vetar prohibición para usar animales

martes, 10 de junio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Payasos, malabaristas, domadores, bailarinas y dueños de estos negocios salieron este día a las calles para exigir a Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno del Distrito Federal, que vete la ley que prohíbe el uso de animales en los circos, aprobada ayer en la Asamblea Legislativa (ALDF). Enfundados en sus mejores galas, los trabajadores de los circos argumentaron que el éxito de los circos se debe a la presencia de los animales, y advirtieron que de no hacer nada las autoridades se irían a la quiebra. “¡Circo sí, pero con animales”, gritaban unos. “¡Verde fuera!”, coreaban otros, mientras que los payasos mostraban carteles que decían: “Sesma, asesino del circo tradicional en México”, en referencia al diputado Jesús Sesma, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), impulsor de la prohibición de usar los animales en el circo. Del Circo Atayde, de los Hermanos Fuentes Gasca, y de otros, entre música, baile y malabares, y niños dando piruetas en camas elásticas, los cirqueros se concentraron en la carpa ubicada en la colonia Buenavista, caminaron por las avenidas Puente de Alvarado y Juárez hasta llegar al zócalo capitalino. Ahí, Armando Cedeño Álvarez, presidente de la Unión Nacional de Empresarios y Artistas de Circos Mexicanos A.C. –que agrupa a unos 500 circos en todo el país–, denunció en entrevista con Apro, que desde hace seis meses han intentado dialogar con el gobierno y los diputados para argumentar la defensa de los animales en el circo, pero la respuesta ha sido la misma: “Vengan después nos dijeron, pero nada más nos dieron largas. Y ahora están legislando a nuestras espaldas y a base de mentiras. Ni siquiera consultaron a la Asociación de Veterinarios. ¿Cómo pueden legislar si no toman en cuenta la parte científica del cuidado que les damos a los animales?” Aseguró que “es una ley ignorante porque los diputados que la votaron no conocen la realidad del circo mexicano. No se maltratan, se les trata bien, tienen todos los cuidados. Ellos cambiaron el discurso: al principio hablaron de maltrato, luego de que eran cosas antinaturales y luego la metieron porque de las otras maneras no tenían sustento legal fuerte”. El empresario argumentó que del espectáculo circense dependen directamente más de 50 mil familias en todo el país y otro tanto igual de manera indirecta. Dijo que “a la gente no le interesa un circo sin animales, eso es lo que le gusta a los niños”. Y se lanzó: “Invitamos a los legisladores a que vayan. Las puertas de los circos están abiertas las 24 horas para que puedan ir a comprobar el supuesto maltrato. Nuestros zoológicos siempre están enfrente para que todo el mundo los pueda ver. Si maltratáramos a los animales, no los pondríamos a la vista del público, los tendríamos escondidos”, dijo Cedeño Álvarez. “De no cambiar esta ley, sería el fin del circo mexicano, nos llevaría a la quiebra total”, sentenció. En medio de la protesta y los malabares, una comisión de los manifestantes se reunió con personal de la Dirección de Gobierno del DF. Acordaron tener una siguiente reunión el próximo martes para entregar sus argumentos jurídicos y retomar el diálogo con las autoridades.

Comentarios