Harán pruebas con diferentes trenes y rieles en Línea 12

jueves, 12 de junio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- A tres meses del cierre parcial de la Línea 12 del Metro, el gobierno del Distrito Federal informó que la próxima semana comenzarán a hacer pruebas con diferentes trenes y rieles hasta encontrar la mejor combinación para adaptarla al tramo elevado donde se presentó el problema más grave de desgaste ondulatorio. Sin embargo, aún no tiene fecha para comenzar los trabajos de rehabilitación ni, mucho menos, de reapertura del servicio. Este jueves el secretario de Obras y Servicios, Alfredo Hernández, confirmó la conclusión de la empresa francesa Systra, en el sentido de que la incompatibilidad entre los rieles de la Línea 12 y las ruedas de los trenes contratados a la empresa CAF ocasionaron el desgaste ondulatorio que obligó al Sistema de Transporte Colectivo Metro a cerrar el servicio en 11 de las 20 estaciones el pasado 12 de marzo. En un mensaje que emitió –sin posibilidad de preguntas de la prensa--, el funcionario explicó que Systra iniciará simulaciones en un carril de pruebas de 700 metros de largo, que se adaptará en el tramo elevado de la línea, entre las estaciones Zapotitlán y Nopalera, en las curvas 11 y 12, las que presentan mayor desgaste. Con estas pruebas, explicó Hernández, Systra simulará diversas combinaciones de ruedas, rieles, balasto, durmiente y peraltes hasta que encuentre la dos más adecuadas que puedan brindar una mejor compatibilidad entre los trenes y vías. "Es una tecnología que se traducirá en ahorro de tiempo y en precisión”, justificó. Agregó que estas simulaciones se harán en coordinación con la Sociedad Nacional de Ferrocarriles Franceses (SNCF, por sus siglas en francés) y la Dirección de Ingeniería de la Operadora de Transportes Públicos de la Región de París (RATP, por sus siglas en francés), mismas que participaron en la elaboración del diagnóstico. No obstante, Alfredo Hernández, vocero del gobierno capitalino para el caso de la Línea 12, omitió informar si estos trabajos tendrán un costo extra a los 52 millones de pesos que el GDF ya le pagó a Systra, ni si éstos implicarán el cambio de vías y ruedas. Tampoco mencionó una fecha posible reanudación del servicio en el tramo cerrado. El secretario de Obras sólo se limitó a decir que este mes –sin fecha precisa-- el gobierno de Miguel Ángel Mancera tendrá un plan de obra para rehabilitar la Línea Dorada. "El programa estará listo este mismo mes de junio, no en julio, como se había anunciado en un inicio, y pondremos manos a la obra de manera inmediata. Este programa y las primeras actividades de rehabilitación nos permitirán calcular cuánto tiempo tomará la restitución del servicio", aseguró. En la lectura del comunicado, Colás Martinet, gerente para América Latina de Systra, difundió las conclusiones del diagnóstico final que elaboró y que aseguran que el origen de las fallas de la línea es un problema "muy delicado" con la interacción del riel y la rueda de los trenes; detalló que ambos tienen estándares de fabricación diferentes. Explicó: "Esta interfaz riel/rueda es delicada dado que el sistema de vía férrea es por concepción de un metro, mientas que el material rodante tienen más características de tren suburbano". Agregó que el problema se agravó por un sistema de lubricación que presenta deficiencias de funcionamiento. Sobre la infraestructura de la vía, el especialista dijo que los rieles, durmientes y sistemas de fijación se ajustan a las normas internacionales, excepto el balasto. Agregó que el trazado de la vía con curvas de radios inferiores a los 350 metros –como las curvas 11 y 12— fue determinante para ocasionar el desgaste ondulatorio.

Comentarios