Pide Perla Gómez no usar a CDHDF como "arena política"

lunes, 16 de junio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Perla Gómez, pidió a autoridades y sociedad civil no utilizar al organismo “como arena política que empañe otro tipo de acciones”. En entrevista, reiteró su rechazo a todo tipo de actos que obstaculicen el ejercicio de los derechos humanos, y dijo que la CDHDF mantendrá su relación de trabajo con el gobierno de Miguel Ángel Mancera y otros poderes locales. Las declaraciones de Gómez Gallardo se dieron luego de que el pasado jueves 12 un grupo de jóvenes interrumpió el discurso de Mancera Espinosa como invitado al informe anual de actividades de la CDHDF. En el auditorio Digna Ochoa, una joven subió al templete mientras otros mostraron carteles y le gritaban “represor” al jefe de Gobierno. Desde atrás del escenario alguien arrojó una botella de agua que Gómez Gallardo alcanzó a esquivar. Mancera ofreció el micrófono a la joven que protestaba, pero como el escándalo seguía, abandonó el lugar escoltado por su equipo de seguridad. Minutos después de la irrupción, personal de la Dirección General de Comunicación Social del Gobierno del Distrito Federal (GDF) informó que los jóvenes que protestaron eran “anarquistas” y que acudieron a invitación de la presidenta de la CDHDF. Ayer, el secretario de Gobierno local, Héctor Serrano –quien estuvo en la primera fila del acto—, dijo al respecto: “No sé si se prestó (la presidenta de la CDHDF), sí sé que se les permitió el acceso sabiendo quiénes son, porque son activistas perfectamente conocidos”. Más tarde, el mismo funcionario deslindó a Gómez Gallardo de la protesta: “Ella siempre ha dado muestras de buena fe en la relación que tiene con el gobierno de la ciudad”, dijo. Esta mañana, la presidenta de la CDHDF estuvo presente en la instalación de la Comisión Interinstitucional Contra la Trata de Personas, presidida por el mismo Mancera Espinosa. Más tarde, en un acto público diferente, Perla Gómez Gallardo aseguró que la invitación a su informe fue “abierta, había todo tipo de sectores”, y aclaró: “Aquí lo que hay que tener cuidado es que no se quiera utilizar a la Comisión de Derechos Humanos como una arena política que empañe otro tipo de acciones”. Agregó: “Hay que diferenciar muy bien quiénes estaban ahí, porque también es parte de lo que nos preocupa, de que se quieran usar estos espacios plurales y se abuse de esos escenarios. La Comisión seguirá abierta y plural, pero condena y jamás tendrá una situación en la cual se tolere que se quiera utilizar esos espacios para no permitir que se ejerzan los derechos”. Gómez Gallardo aseguró que el incidente del pasado jueves “no afecta las relaciones de trabajo que estamos llevando con la propia Jefatura de Gobierno y otros poderes… no vamos a permitir que este incidente empañe u obstaculice la relación de trabajo que hemos tenido con las autoridades, de manera respetuosa y constructiva, y vamos a superar esto de manera responsable, articulando y reconociendo que siempre en los derechos debe de haber un respeto en todo contexto”. Reiteró que la CDHDF siempre estará “abierta y plural” y la importancia de que esos espacios se cuiden. “Nosotros manejamos más de 53 tipos de derechos que hay que seguir consolidando en la ciudad, y no va a ser este incidente, reitero, algo que obstaculice el que sigamos articulando, desarrollando política pública integral, tanto con el Poder Legislativo o Judicial, y con el propio Ejecutivo, quien ha estado siempre abierto al diálogo y a la construcción”, subrayó. Durante la protesta, David Peña, secretario de Vinculación de la CDHDF, y quien en su momento trabajó de cerca en el proceso legal de los jóvenes del Colectivo 1DMX, les ofreció una reunión inmediata para atender sus demandas. Este lunes la presidenta de la Comisión destacó su labor, reconocida por la Asociación de Abogados Democráticos en Ginebra, y por tener estrategias en litigio y en materia de derechos humanos a nivel nacional. Luego aclaró: “Él dejó de tener cualquier injerencia en las defensas de las personas que estaban ahí”. “No soy anarquista”, aclara manifestante El día de la irrupción en el mensaje del jefe de Gobierno, una joven burló la seguridad del acto y logró colocarse junto a Mancera Espinosa. Llevaba un cartel que decía: “Protestar no es un delito, reprimir sí”. Minutos después del hecho, personal del GDF la identificó como Nuria Roxana Ramírez Lozano, novia de Mario González, preso en el reclusorio Oriente a raíz de los hechos del 1 de diciembre de 2012. Sin embargo, en redes sociales y en una columna que escribió en el portal de noticias www.sinembargo.mx el domingo 15 de junio, la joven aclaró que es Gisela Pérez de Acha y no Nuria Roxana. Ésta última no estuvo en el acto de la CDHDF, sino en un foro sobre represión, organizado por La Otra Campaña, en la UAM Xochimilco. “Protesté contra Miguel Ángel Mancera, eso es cierto. Mientras tanto la prensa mexicana, el gobierno y la ombudsman capitalina me llamaban anarquista y violenta. No se confundan: protestar no es sinónimo de delinquir. Desde mi punto de vista, no hay disyuntiva alguna: el derecho a la protesta termina donde empieza la violencia, y esta última debe ser castigada con todo el rigor de la ley. Pero NO son lo mismo, como se pretende equiparar en el discurso gubernamental, que se replica en medios de comunicación sin el más mínimo rigor periodístico”, escribió. “En términos mediáticos –continuó-- fue evidente que el Gobierno del Distrito Federal fue quien dictó la línea editorial que debían seguir todos los medios en relación con el evento del jueves pasado. Su propio comunicado sobre el evento dice que los jóvenes anarquistas ‘actúan siempre así, agrediendo, increpando, destrozando lo que se cruce en su camino’ y que Miguel Ángel Mancera estuvo ‘expuesto a la actitud agresiva de un puñado de jóvenes intransigentes, irrespetuosos y peligrosos’. ¿En serio todo el que protesta es un delincuente peligroso? “Los medios mexicanos, obedientes, replicaron la información. Proceso, La Razón, Milenio, Reforma, El Universal y El Financiero citaron al GDF como fuente para decir que el nombre de la “mujer que se había subido al podio” (o sea yo), era la ‘anarquista’ Nuria Roxana Ramírez Lozano, novia de Mario González –apodado el ‘malacara’ por el propio GDF en su comunicado–, preso por los acontecimientos del 1ero de diciembre de 2012. Poco importaron las entrevistas que me hicieron en el lugar y el hecho de haber dado mi nombre. Aun cuando lo corregí, los periodistas juraban tener la versión correcta de los datos”, aseguró Gisela Pérez de Acha. En su cuenta de Twitter @gisela_pda señala que escribe de “grilla y feminismos” en el portal @sinembargomx, y pertenece a la agrupación feminista Femen, con la que protestó con los senos descubiertos frente a la embajada de México en París con el mensaje pintado “PRI dictador”.