Pese a la oposición, Gobierno del DF prohibirá el uso de animales en circos

miércoles, 2 de julio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El Gobierno del Distrito Federal avaló las reformas a la Ley de Espectáculos Públicos local aprobada recientemente por la Asamblea Legislativa, con lo que en los próximos días se confirmará la prohibición de usar animales en las funciones de circo en la Ciudad de México. En entrevista, José Ramón Amieva, titular de la Consejería Jurídica y de Servicios Legales, confirmó a Apro que después de un análisis legal que hicieron de la reforma aprobada por mayoría de votos el pasado 9 de junio en la ALDF, se concluyó que los diputados tienen la facultad para legislar en materia de espectáculos públicos. Por ello, dijo, se solicitó al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, firmar y publicar la nueva ley. Eso, dijo, es cuestión de días. El funcionario aclaró que las reformas aprobadas por los diputados locales también a la Ley de Protección de los Animales en el DF estaban “incompletas”, por lo que el sábado 28 de junio devolvió el decreto a la ALDF para su mayor análisis. “Los dos decretos hablaban de animales en los circos, pero traían diferencias en su apartados de artículos transitorios, sobre todo para su aplicación. En la de Protección a Animales consideramos que hacía falta trabajar más en cuanto a ciertos alcances no previstos para los animales, así como para los dueños y poseedores de circos y para aquellas personas que trabajan o cuyo trabajo se relaciona de manera directa con los animales”, explicó Amieva. Entre los aspectos que los diputados deberán estudiar está la creación de un programa de atención a los dueños de los circos y de los animales, sus entrenadores y todas las personas cuyo trabajo esté relacionado directamente con las especies, así como las opciones que tendrán para garantizar la seguridad de sobrevivencia de los animales. El titular de la Consejería Jurídica rechazó que las reformas sean anticonstitucionales, como lo argumentaron los representantes de los cirqueros. “Lo que nos quedó claro es que la Asamblea tiene facultades para legislar en materia de espectáculos públicos”, dijo. Agregó que luego del inicio de la polémica por la votación y las primeras protestas de los cirqueros, la Secretaría de Gobernación y la Consejería Jurídica Federal enviaron dos comunicados al GDF en los que aseguraron “que el alcance de esa iniciativa no invade facultades de otras dependencia o áreas federales, es decir, que no afecta la esfera competencial federal”. También se consultó con la mesa de análisis interno del GDF, conformada por la Contraloría General, las secretarías de Finanzas, Gobierno y Medio Ambiente. Se tomaron en cuenta las opiniones de grupos animalistas interesados y las consideraciones jurídicas que entregó la Unión Nacional de Empresarios y Artistas de Circo (UNEAC). A criterio del GDF, aseguró, “no se violenta ningún derecho humano previsto en la Constitución”. Sin embargo, aclaró que los empresarios circenses y los demás involucrados en desacuerdo pueden inconformarse ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Armando Cedeño, presidente de la UNEAC, ha asegurado en distintas ocasiones que de publicarse las modificaciones de ley, recurrirán a las instancias federales para ampararse, tal como lo han hecho en otras entidades donde también se prohibió el uso de animales en las funciones. José Ramón Amieva defendió, además, que el tema del uso de animales en el circo “es una situación de conciencia colectiva y ciudadana”. Luego justificó el procedimiento de aprobación en el sentido de que lo abordó una instancia legislativa como órgano representativo de la ciudadanía, hubo discusión y retroalimentación y cuando se turnó a la Consejería Jurídica, se analizó su viabilidad jurídica “escuchando a todas las instancias relacionadas”. Por último, consideró que la iniciativa aprobada “se sustenta en la conservación del espectáculo. No hay ningún artículo o disposición expresa que señale que los circos deben desaparecer”. Sobre la próxima publicación de las reformas a la Ley de Espectáculos Públicos, el coordinador del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en la ALDF, Jesús Sesma, agradeció el respaldo a la medida “para dar voz a los que no la tienen, consolidará a la capital de la República como una ciudad de avanzada en la protección a los derechos de los animales”. En un comunicado, el promotor de la iniciativa invitó a los cirqueros “a no temerle al cambio, a evolucionar e innovar para que este tipo de espectáculo continúe siendo una tradición milenaria y de entretenimiento familiar por excelencia”. Diputados violaron derechos: CDHDF Para la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) en la aprobación de las reformas faltó “una consulta adecuada a las personas que verán afectadas por la medida impuesta. Según el análisis realizado por el organismo, derivado de la queja interpuesta por la UNEAC, también se demostró que “la falta de participación ciudadana en los asuntos públicos y de gestión estatal anula la corresponsabilidad social de las y los ciudadanos y del Estado, una democracia participativa, así como el verdadero consenso y legitimación sobre las decisiones que el Estado toma”. En el documento con observaciones hechas por Raúl Armando Canseco, secretario ejecutivo y Gabriel Santiago López, consultor general jurídico, ambos de la de la CDHDF, se asegura que si bien los diputados tienen margen de configuración legislativa, éste se encuentra limitado por la Constitución y por los tratados internacionales en materia de derechos humanos y medio ambiente. De los aspectos que, según el estudio, se debieron analizar en los dictámenes está “el probable impacto que las medidas puedan tener al derecho a la propiedad privada”. Y dice que para tal efecto “podrían considerarse los artículos 20.1 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y el artículo 30 del Código Civil para el Distrito Federal, así como el marco jurídico establecido en el artículo 27, párrafo tercero, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, respecto de la posibilidad de establecer restricciones a la propiedad privada que dicte el interés público, sin dejar de lado aquellos estándares internacionales aplicables”. El diputado local, Rubén Escamilla, secretario de la Comisión de Preservación del Medio Ambiente de la ALDF, reconoció que “aunque se busca defender los derechos de los animales, no se analizó a fondo el impacto que la medida tendría sobre los derechos de las personas, en este caso los empresarios y trabajadores de carpas, así como de personas que gustan de acudir a estos espectáculos”. El perredista adelantó que la comisión a la que pertenece analiza los costos económicos que implicarían para el gobierno local la retención y traslado de los animales, así como acciones para su atención inmediata y canalización a instituciones capaces de brindarles atención adecuada. Aclaró que las reformas no estipulan, quien se encargaría de las especies: el GDF, la Procuraduría Federal de Protección Ambiente (Profepa) o alguna Organización No Gubernamental. Por lo pronto, este miércoles, la UNEAC continuó con sus acciones de protesta y ofreció una función gratuita de circo en pleno zócalo de la Ciudad de México. Esta acción se sumó a las dos marchas que trapecistas, malabaristas, domadores, payasos y demás participantes del arte circense han hecho, además de la demostración pública de un entrenamiento de tigres, caballos y camellos, para exigir al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, vetar la polémica ley.  

Comentarios