Por sí solo el Hoy No Circula no abatirá contaminación ni efectos en la salud: Redim

miércoles, 2 de julio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- La Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) alertó sobre el incremento de mortalidad infantil y de enfermedades respiratorias en menores en el Distrito Federal y el Estado de México a consecuencia de la falta de una estrategia real de las autoridades de ambas entidades para erradicar la contaminación ambiental. En rueda de prensa para presentar el diagnóstico Fuentes de información sobre la calidad del aire y derecho a la salud de niñas, niños y adolescentes en México, el director ejecutivo de la Redim, Juan Martín Pérez, consideró incompleto el programa Hoy No Circula anunciado por los gobiernos del área metropolitana. “El Hoy No Circula sólo no sirve, tiene que estar acompañado de otras medidas y no funcionar como un programa coercitivo”, explicó Pérez García al referirse al debate surgido por el endurecimiento de la medida sin que esté acompañada de un programa de incentivos para la renovación del parque vehicular y el mejoramiento del transporte público. “Hay una contradicción en la política pública –abundó– que se está anunciando, y ya de hecho tenemos las obras de renovación del Circuito Interior de 6 mil 500 millones de pesos, y habría que preguntar cuánto se va a destinar para tener un transporte público eficiente, y si de los fondos públicos se pueden destinar bonos para poder hacer la sustitución del parque vehicular”, planteó. Pérez García resaltó que el Estado mexicano tiene que asumir su responsabilidad en la generación de “una conciencia y cultura de protección de uso responsable de los vehículos y no sólo dejar en el automovilista la responsabilidad, criminalizando a quien tenga vehículos de más de 15 años”. En la conferencia de prensa, el director de Salud Ambiental del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), Horacio Riojas Rodríguez, destacó que estudios realizados en la elaboración del Programa para Mejorar la Calidad del Aire de la Zona Metropolitana del Valle de México (2011-2020), revelan que en la Ciudad de México fallecen 2 mil personas por afecciones asociadas directamente a la mala calidad del aire y que pudieron ser evitados. Según Riojas, estas muertes detectadas en personas de todas las edades fueron el argumento para proponer la modificación de la Norma Oficial Mexicana sobre los niveles permisibles de partículas contaminantes suspendidas en el aire, pasando de 120 a 75, aunque la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es de 50, NOM que está en proceso de aplicación. El diagnóstico contiene datos obtenidos de instituciones oficiales que demuestran algunos de los efectos graves del aire sucio en la salud de los menores, sobre todo los ubicados en el rango de la primera infancia, de cero a seis años, situación confirmada por la OMS, que considera que la contaminación en zonas urbanas de todo el planeta se asocia con cerca de 1.34 millones de muertes anuales”. De acuerdo con el reporte, en 2011 cerca de 60% de los fallecimientos por asma ocurrieron en niños menores de cinco años. Además, las entidades donde se registra la mayor reincidencia por infecciones respiratorias agudas (IRA) y egresos hospitalarios en casos de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), en niños de cero a 14 años son Distrito Federal, Estado de México y Puebla. En 2009, los casos de reincidencia por IRA fueron de 2 millones, y en 2010 la cifra se elevó a 3.3 millones, en tanto que desde el 2000 el promedio anual de menores de cinco años con IRA fue de 3 mil 100. Asimismo, en 2011 cerca de 90% de los menores que murieron por IRA tenían menos de cinco años. Otros datos preocupantes que corroboran los efectos se refieren al bajo peso al nacer, por debajo de los 2.5 kilogramos, registrando un incremento de 50% en los últimos años, donde el Distrito Federal y el Estado de México reportaron en 2010 el mayor número de nacimientos con bajo peso.

Comentarios