Acarreados "arropan" al jefe de Gobierno en la Asamblea del DF

miércoles, 17 de septiembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El Gobierno del Distrito Federal (GDF) tomó las precauciones necesarias para evitar que voces críticas empañaran el Segundo Informe de Miguel Ángel Mancera y coparon con acarreados las escalinatas de la Asamblea Legislativa del DF. Con días de anticipación, los manceristas instalaron campamentos en el cruce de las calles de Allende y Donceles y en pago a sus favores el GDF les puso dos pantallas gigantes para seguir las incidencias del gobernante capitalino. Los gritos de apoyo retumbaron cuando los presuntos seguidores del jefe del GDF escucharon que la diputada local perredista Dione Anguiano tomó la palabra para defender al gobierno de la ciudad. Del lado de Donceles, las porras fueron para la delegada en Gustavo A. Madero, Nora Arias. Mientras, los “simpatizantes” provenientes de las delegaciones Iztapalapa y GAM rodearon el recinto legislativo, aunque sin pancartas que los identificaran. No obstante, aguardaron alrededor de tres horas a que llegara Mancera, quien arribó a la sede de la ALDF después de que dieron sus posicionamientos los asambleístas de cada partido político. Personajes como Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo, Agustín Basave, Jesús Ortega y Jesús Zambrano, aún presidente nacional del PRD, así como Carlos Navarrete, arribaron juntos desde la carpa que se instaló sobre Donceles, a la altura del teatro Fru Fru. A su llegada, Raúl Flores, presidente del PRD capitalino, saludó a la gente detrás de las vallas. Casi de inmediato las porras a Mancera se dejaron escuchar cuando el PAN reclamó que no estuviera presente el jefe de Gobierno durante los posicionamientos. Sin embargo, pasadas las 11 horas apareció el mandatario capitalino, quien también se detuvo a saludar a sus “seguidores”. Entonces la gente vitoreó: “¡Mancera, escucha, Dione está en tu lucha!”. Posteriormente, llegó la senadora Dolores Padierna, quien recibió una sonora rechifla de parte de la porra de Mancera. “¡Fuera!”, gritaron a la legisladora perredista.

Comentarios