Metro tendrá otros cuatro años de fallas; requiere 32 mil mdp: Ortega

martes, 23 de septiembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- En los últimos 10 años, la red del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC) se ha vuelto 50% menos fiable: Todos los días se desalojan tres trenes en promedio por fallas en el sistema de tracción-frenado o por problemas en el cierre de puertas prácticamente en alguna de las 12 líneas. Joel Ortega Cuevas, director del organismo, reconoció que diariamente se presentan de 15 a 20 interrupciones en el servicio con una duración máxima de 10 minutos y que éstas son provocadas por agentes internos y externos como “huesos de durazno” o “prendedores de cabello” atorados en las puertas. Otras, dijo, son fallas “atípicas” y otras por obsolescencia. En conferencia de prensa, en la que no permitió preguntas relacionadas con la Línea 12 ni de sus broncas con el exjefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, el funcionario informó que durante los últimos 20 años de operación –este año cumplió 45–, la columna vertebral del transporte en la capital del país cayó en un déficit de inversión histórico de 25 mil millones de pesos, además de padecer una depreciación de 61 mil 105 millones de pesos. Explicó que tal situación obedece a que durante ese tiempo no se le asignaron los recursos necesarios para el mantenimiento y modernización. Pero también tiene fallas en los sistemas de seguridad, reconoció, pues recientemente el Metro presentó ante la Procuraduría General de Justicia del DF una demanda por “sabotaje”, así como otras dos por clonación de tarjetas electrónicas de pago. Además, continúan los robos, las acusaciones de tocamientos y hasta la prostitución. Ortega Cuevas calculó que para mejorar 35% el servicio en beneficio de los 5.3 millones de pasajeros diarios, el Metro necesita invertir al menos 32 mil 193 millones de pesos en 16 proyectos financiados con recursos del Fideicomiso Maestro, deuda pública, recursos propios y federales. No obstante, reconoció que esa inversión comenzará a dar resultados tangibles hasta dentro de cuatro años; mientras, se seguirán presentando las fallas. “Las correcciones en la operación no se van a ver de manera mágica”, aseguró. De los proyectos mencionados, al menos seis dependerán de los recursos obtenidos por el aumento de tres a cinco pesos, resguardados por el Fideicomiso Maestro: Compra de 45 trenes nuevos para la Línea 1, con un costo de alrededor de 10 mil 500 millones de pesos y se van a adquirir a través del esquema de Proyecto para Prestación de Servicio (PPS) a pagar hasta en 15 años; rehabilitación-modernización de la Línea 1, que será hecha por Systra, la empresa francesa que realizó el diagnóstico de la Línea 12 del Metro. También se hará el cambio de equipos de freno en 85 trenes, mantenimiento mayor a 45 trenes de la Línea 2, trabajos de renivelación de la Línea A y recuperación de 105 trenes. De este último rubro dijo que ya se recuperaron 16 y se prevé que se entreguen dos cada dos meses, por lo que la entrega total será hasta dentro de tres años. Sin embargo, el Fideicomiso no ha comenzado a operar –aunque la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) lo aprobó el pasado 13 de agosto– pues no se ha concretado la firma con Bancomer como fiduciario. Originalmente, el Metro y la Secretaría de Finanzas del GDF propusieron a Nafin, pero ésta no aceptó. De acuerdo como el director del Metro, de diciembre de 2013 a la fecha se han obtenido mil 900 millones de pesos por los recursos del aumento de tarifa y se espera que a final de 2014 sumen 2 mil 400 millones de pesos. Con esa cantidad se darán anticipos para al menos cuatro proyectos. La cifra de 2 mil 400 millones de pesos que mencionó Ortega Cuevas difiere con la de 2 mil 526 millones que el propio Metro y la Secretaría de Finanzas propusieron en la iniciativa de dictamen que enviaron a los asambleístas antes de la aprobación del Fideicomiso. Ante la pregunta del diferendo de más de 100 millones de pesos, el director del Metro contestó que no sabía la razón. Lo que sí ofreció fue transparentar el uso de los recursos, así como los procesos de licitación a través de un micrositio de internet en la página del SCT, aunque no dijo cuándo funcionará dicho espacio. Ahorro y gasto Según el exsecretario de Seguridad Pública del DF, Joel Ortega, una de las causas del déficit de inversión en el Metro consiste en que de su presupuesto anual –13 mil millones de pesos–, al menos dos mil 600 se destinan al pago de energía eléctrica a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), pues para este rubro no tiene ningún subsidio ni tarifa preferente. Por ello, adelantó que el Metro planea cambiar el voltaje de la electricidad que alimenta al sistema. Esta operación se decidirá a través de una licitación para hacerlo como Proyecto para Prestación de Servicio (PPS). Se prevé que puedan ahorrarse al menos 700 millones de pesos al año. Ortega Cuevas mencionó que se ha avanzado en el cumplimiento de los 11 compromisos asumidos por el STC, a condición del aumento de tres a cinco pesos el costo del boleto. Explicó que se creó la tarifa diferenciada para grupos vulnerables y que “llegó para quedarse”, se contrató a mil 200 policías y se eliminó el torniquete en la correspondencia de la Línea A con las 9, 1 y 5 en Pantitlán. Con esta última medida, el Metro dejó de percibir 250 millones de pesos anuales, pero mejoró la afluencia de los pasajeros. El funcionario agregó que ya hay avances en la sustitución de escaleras eléctricas, con una inversión de 250 millones de pesos, principalmente en las líneas 1, 2, 3 y 7; así como en la instalación de elevadores para mejorar la accesibilidad a personas que lo necesiten. Aplaude recursos federales En la misma idea del jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, el director del Metro, Joel Ortega, aplaudió la inversión que hará el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto en la ampliación de las líneas A, 4 y 9. Para las dos estaciones extra que se construirán en la Línea 12 ya están etiquetados dos millones de pesos federales. Agregó que a partir del anuncio que el Ejecutivo federal hizo suyo en el mensaje por su segundo informe de gobierno el pasado 2 de septiembre, se instalaron mesas de proyectos con personal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), quien llevará la batuta en el desarrollo de la obra. La ampliación de estas líneas, comentó, iniciará hasta el segundo semestres de 2015, cuando se lanzarán las convocatorias de licitación pública. Informó que estas obras incrementarán 20% la extensión de la red del STC Metro, aunque aún no se estima cuánto crecerá la demanda de pasajeros. No obstante, dijo que es “urgente” rehabilitar la Línea 1 para soportar la demanda de 250 mil pasajeros diarios que traerá la construcción del Tren México-Toluca y que hará conexión en la estación terminal Observatorio. Eliminar la presencia de vendedores ambulantes, mejor conocidos como “vagoneros” en andenes y trenes fue otro de los compromisos que adquirió el Metro a cambio del aumento de tarifa. Sin embargo, los informales se las ingenian para continuar con la venta de sus productos. Datos del Metro informan que de enero a la fecha los policías han remitido al Juzgado Cívico a 3 mil 275 “vagoneros”, pero a otros sólo los sacan de las instalaciones. Joel Ortega acusó que –además del desempleo y las condiciones económicas del país– son los propios usuarios quienes fomentan la presencia de los vendedores al comprar sus productos. Por ello, anunció que la próxima semana la dependencia iniciará una campaña para concientizar a los usuarios y se abstengan de comprar. Después de más de dos horas de explicar los problemas del STC y sus proyectos de solución, el director del Metro se negó a informar de los avances en la rehabilitación de la Línea 12 y la posible fecha de reapertura. “Daremos información en las próximas semanas”, aseguró.

Comentarios