GDF encarga rehabilitación de L-12 a empresa española con problemas de liquidez

martes, 20 de enero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El Gobierno del Distrito Federal seleccionó a la empresa COMSA-EMTE, el mayor grupo constructor de Cataluña, España, para construir 32 kilómetros de nuevas vías que reemplazarán los tramos con defectos de la Línea 12 del Metro. Propiedad de las familias Miarnau y Sumarroca, el gigante COMSE-EMTE ha estado sometido los dos últimos ejercicios a un “durísimo proceso” de reestructuración, con un costo de casi 40 millones de euros, según una nota del portal español www.economiadigital.es, publicada el 29 de agosto de 2014. En ese periodo, agregó el diario web, la compañía “ha encajado unas pérdidas demoledoras, ha sufrido un deterioro patrimonial considerable y ha despedido a 2 mil 900 empleados, un tercio de la plantilla”. De hecho, Carles Sumarroca Claverol, integrante de su órgano de gobierno, estuvo “en el ojo del huracán” cuando fue señalado por un juez de la Audiencia Nacional “como pagador de supuestas comisiones ilegales a Jordi Pujol Ferrusola”. Éste último es hijo del expresidente catalán Jordi Pujol. En julio de 2014 confesó que durante 34 años tuvo cuentas bancarias en paraísos fiscales y cobró una comisión de 13 millones de dólares en México por la venta del proyecto Azul de Cortez, un desarrollo turístico de Baja California Sur. Por si fuera poco, el GDF seleccionó como certificadora de los trabajos de rehabilitación a la firma alemana TÜV Rheinland. Se trata de la misma que el 30 de octubre de 2012 le firmó al entonces jefe de gobierno, Marcelo Ebrard, el aval para el inicio de operaciones de vías y trenes de la Línea. Es la misma que dos años después, el pasado 8 de enero, pidió al GDF cambiar los trenes de la española CAF para evitar un nuevo desgaste ondulatorio en las vías. La supervisión la hará la empresa Multidín, especializada en la construcción de obras de generación y conducción de energía eléctrica; mientras que la francesa Systra –contratada para hacer el diagnóstico de las fallas de la línea-- vigilará el cumplimiento de cada una de sus recomendaciones. El 12 de marzo de 2014, el director del Metro, Joel Ortega, anunció la suspensión del servicio en 11 de las 20 estaciones de la línea que va de Tláhuac a Mixcoac. El argumento: riesgo de descarrilamiento de los trenes. La decisión puso en jaque el traslado de alrededor de 430 mil pasajeros que diario utilizaban ese transporte. Los trabajos Con estos antecedentes a cuestas, el GDF informó en un comunicado que COMSA-EMTE tendrá a su cargo los trabajos de rehabilitación que iniciarán esta misma semana. Para ello, agregó, se utilizarán más de 380 mil piezas hechas en Francia, España e Inglaterra que llegarán a la Ciudad de México entre marzo y octubre próximos. Además, la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse) le habilitará una planta de armado de vías en los talleres de Tláhuac y pórticos especiales con capacidad para levantar hasta 20 toneladas, mover las vías y sustituir el balasto en tramos del viaducto elevado. La llegada de insumos, añadió el GDF, permitirá “acelerar” los trabajos de rehabilitación de la Línea Dorada para reanudar el servicio en las 11 estaciones suspendidas en noviembre próximo. COMSA-EMTE realizará las primeras labores desde esta semana en tramos con curvas de radio mayor a 550 metros. También hará el retiro y resguardo de balizas, cajas inductivas, producción de balasto tipo C4, acopio en los talleres de Tláhuac, así como fabricación de aisladores para fijación tipo NABLA. A la llegada de la maquinaria especial - pórticos, góndolas, trackmóviles, plataformas con grúa y planas- iniciará la sustitución del balasto, la nivelación y alineación de vías, la liberación de tensión, el ajuste de catenarias, además del esmerilado del riel. Las curvas de radio reducido menores a 500 metros serán atendidas a partir de marzo, junto con el retiro de paneles de vía en tramos de 18 metros de longitud, así como el armado de las vías con las nuevas especificaciones y materiales: Durmientes S354, riel UIC60 y fijaciones VIPA-SP, entre otros. El GDF detalló que en las labores de campo participarán 60 trabajadores, en tres meses aumentarán a 100 y durante el periodo de mayor actividad serán hasta 400, además de 25 ingenieros especialistas. STC hará el mantenimiento El GDF también informó que el Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC) da mantenimiento subterráneo en las nueve estaciones que permanecen en servicio de Mixcoac a Atlalilco. Durante el 2014, agregó, el mantenimiento de los sistemas electromecánico lo hizo la empresa Alstom y la del sistema de vías, las empresas IMA-TSO, bajo la supervisión del Metro. Para 2015, el STC realizará el mantenimiento de ambos sistemas, mientras las empresas desahogan los trámites requeridos para aprobar que continúen la labor. Y para evitar un desgaste mayor las agujas y otros componentes de los aparatos de cambio de vía fueron reemplazados en las estaciones Atlalilco y Mixcoac en octubre de 2014. Dicho equipamiento será sustituido en 2015 durante ocho meses, por el desgaste ondulatorio que presenta. En tanto, los trabajos de mantenimiento en la curva 37 -una de las que presentan mayor desgaste- sustituirán además mil metros de riel. Sobre la recomendación de la empresa alemana TÜV Rheinland de cambiar los trenes de la Línea 12 para evitar nuevos problemas cuando se reanude el servicio, el jefe de gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, dijo que la propuesta debe ser analizada por la española CAF. “Esto depende de los análisis que se haga con CAF y que se tenga exactamente cuáles son los puntos que se tienen que abordar, es decir, reperfilado de ruedas, movimientos o ajustes en la suspensión, el (…) de los diferentes ángulos de inclinación de los trenes, de los esfuerzos, son una serie de elementos técnicos que se están analizando”, afirmó en conferencia.