Mantenimiento deficiente de pipa, causa de la explosión en Cuajimalpa: PGJDF

lunes, 16 de febrero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El peritaje sobre la explosión en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa arrojó que la pipa de la empresa Gas Express Nieto estaba en malas condiciones, además de que fue alterada en cuanto a la cantidad de combustible para despachar, informó el procurador Rodolfo Ríos. El secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, advirtió que esa dependencia ya abrió un procedimiento administrativo para revocar el permiso de distribución en contra de la gasera. Los funcionarios ofrecieron una conferencia conjunta para dar detalles del peritaje y las investigaciones administrativas, a 18 días del estallido que dejó cinco personas muertas y 68 lesionados. Al mediodía de este lunes fue dado de alta un trabajador del Hospital de Cuajimalpa que sufrió quemaduras en ambas manos y pie izquierdo luego de la explosión, informó el gobierno capitalino. Con ello, la cifra de heridos que permanecen hospitalizados bajó a 10, dos adultos y ocho recién nacidos. De ese total, nueve permanecen estables y sólo una mujer reporta condición grave. El procurador Ríos Garza explicó que según las pruebas científicas, análisis técnicos y peritajes realizados –consistentes en exámenes químicos, de dureza, hermeticidad, hidrostática, metalográficos y fractográficos– se confirmó la existencia de una fuga en la pipa. Ésta, detalló, se debió a la fractura –previa al siniestro– de dos tornillos en la llanta de la bomba de trasiego de gas, ubicada en la parte media inferior del autotanque, debido al mantenimiento deficiente. La fractura, continuó, ocasionó el derrame y vaporización del combustible que formó una nube de gas, mismo que por sus propiedades físicas y la inclinación del terreno, se introdujo en las instalaciones del hospital. Pero no fue todo. Según el funcionario, el autotanque tenía condiciones inseguras pues había anomalías en el sistema de despacho al separar inadecuadamente los vapores e impedir la regulación de la presión, así como manipulaciones en el medidor ya que marcaba otros niveles de combustible suministrados. “La pipa contenía más gas LP al permitido por las normas”, precisó el titular de la PGJDF. Tampoco se encontró la palanca de seguridad que permite el cierre de la válvula interna, mecanismo indispensable para impedir la eventual fuga de combustible, según la disposición de la Norma Oficial Mexicana. De acuerdo con los resultados del peritaje, añadió Ríos Garza, en los próximos días la dependencia hará las acusaciones respectivas contra las personas físicas y morales y solicitará la vinculación a proceso por la comisión de los delitos de homicidio, lesiones y daño a la propiedad culposos, además de requerir la reparación por los daños causados a las instalaciones del hospital y a las víctimas. Revocarán permiso a gasera En la misma conferencia, Pedro Joaquín Coldwell informó que la Secretaría de Energía abrió hoy un procedimiento administrativo para sancionar a Gas Express Nieto con el propósito de revocarle el permiso de distribución Gas LP en su planta de Tláhuac, tras confirmarse su responsabilidad en la tragedia del pasado 29 de enero en el hospital de Cuajimalpa. Según la investigación que hizo la dependencia federal, la compañía gasera violó la Ley de Hidrocarburos. Además, la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos encontró irregularidades que implican una multa de entre 75 mil y 300 mil veces el salario mínimo y que, por la gravedad del daño y reincidencias, deben duplicarse hasta alcanzar un monto de 42 millones 60 mil pesos. El resultado del peritaje y la sanción a la empresa se dieron a conocer una semana después de que el Gobierno del Distrito Federal interpuso el pasado martes 10 de febrero una demanda civil en el Tribunal Superior de Justicia local, en contra de la empresa Gas Express Nieto por los daños ocasionados al Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa, el mercado público El Contadero, así como el equipamiento urbano afectado alrededor de las instalaciones sanitarias.