Sindicato del Metro exige a Mancera el cierre total de la Línea 12

jueves, 26 de febrero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- A dos semanas de que se cumpla un año del cierre de 11 estaciones de la Línea 12, el secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo Metro, el priista Fernando Espino Arévalo, solicitó al Gobierno del Distrito Federal (GDF) el cierre total de esa línea inaugurada el 30 de octubre de 2012. En conferencia de prensa, el líder gremial advirtió que hay un alto riesgo de descarrilamiento de trenes y por ello piden que las nueve estaciones que están en funcionamiento dejen de hacerlo. Y adelantó que si las autoridades capitalinas no escuchan su llamado, los 600 miembros del Sindicato que dirige cerrarán en su totalidad la Línea Dorada. Espino también pidió al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, incluir a especialistas del Sindicato del Metro en los trabajos de diagnóstico y mantenimiento de la Línea 12. "Estamos dispuestos a participar de manera inmediata y directa en la recuperación de la Línea 12, pues la situación actual que presenta la Línea Dorada derivará, inevitablemente, en el cierre total de la misma", apuntó. El exdirector del Sistema de Transporte Colectivo Metro, Francisco Bojórquez, y el extitular del Proyecto Metro del Distrito Federal, Enrique Horcasitas, rechazaron ayer la invitación de la Comisión Investigadora de la Línea 12 en la Cámara de Diputados para dar su versión sobre la construcción de la obra. Ambos exfuncionarios estaban citados para exponer sus argumentos y responder cuestionamientos de los legisladores. El presidente de la Comisión especial, el priista Marco Antonio Calzada, comentó que ante la “falta de responsabilidad”, luego de la negativa de los exfuncionarios, elaborarán un segundo informe en el que sólo incluirán la información ofrecida por Marcelo Ebrard y Dante Delgado, el pasado viernes 6, y luego lo darán a la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados. “Hay muchas irregularidades. Hay responsabilidades. Nadie se quiere hacer responsable, ni la antigua administración que la construyó ni la actual, que está viendo cómo la repara, la vuelve al redil para que la línea empiece a funcionar”, concluyó. El próximo 12 de marzo se cumplirá un año de que Mancera Espinosa ordenó el cierre de 11 de las 20 estaciones de la Línea Dorada por la detección de desgaste acelerado en las vías y deformaciones en los trenes que, dijo, pondrían en riesgo la seguridad de los más de 450 mil pasajeros que la usan diariamente.