Más de 10 mil policías vigilarán Iztapalapa por Viernes Santo

jueves, 2 de abril de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El gobierno capitalino informó que más de 10 mil elementos policiacos vigilarán la seguridad de aproximadamente un millón 600 mil visitantes que asistirán mañana a los tradicionales festejos de la pasión de Cristo en Iztapalapa. En conferencia de prensa, el secretario de Seguridad Pública del Distrito Federal, Hiram Almeida Estrada, acompañado por el procurador Rodolfo Ríos Garza y los secretarios de Protección Civil y de Gobierno, Fausto Lugo y Héctor Serrano, respectivamente, precisó que habrá 840 vehículos, 200 elementos a caballo y siete helicópteros. Este jueves, 3 mil 372 policías recorrieron la demarcación, y mañana el número de elementos ascenderá a 10 mil 225, según informó la Secretaría de Seguridad Pública capitalina. Luego de recomendar a los visitantes tomar precauciones, evitar el automóvil y utilizar el transporte público, además de no llevar joyas ni consumir bebidas alcohólicas, Almeida Estrada subrayó que habrá tres cinturones de seguridad. Por su parte, Ríos Garza informó que para garantizar la seguridad se estableció un dispositivo de monitoreo y acción inmediata en la zona de escenificación, que se apoyará con videocámaras, cuatro unidades móviles del Ministerio Público y 18 calles de monitoreo en diferentes tramos del recorrido, así como dos puestos de control médico. En materia de protección civil, 250 inspectores realizan diariamente revisiones a las “estructuras temporales” que se levantaron para presenciar la multitudinaria representación religiosa, con 172 años de escenificarse en Iztapalapa. Este año el famoso Cristo de Iztapalapa es representado por un joven cuyo apellido se ajusta a su papel, Daniel Agonizantes Buendía, de 25 años de edad y oriundo del populoso barrio de San José. Durante el vía crucis del viernes santo, Agonizantes deberá traer su corona de espinas y recorrer un trayecto de dos kilómetros, arrastrando una cruz de madera de 95 kilos de peso. También deberá recibir 49 azotes. El joven ha declarado orgulloso: “Para mí significa un privilegio y una gran responsabilidad. Desde niño tuve la ilusión de interpretar este papel”. El calvario de Agonizantes inició desde hace cuatro meses, cuando empezó a prepararse físicamente para interpretar el difícil y extenuante papel de Cristo. Desde entonces sube al cerro de La Estrella –donde será crucificado— cargando en hombros un pesado tronco de madera. También acude a una pista para corredores, para arrastrar ahí una cruz de 100 kilos de peso y dos metros y medio de altura. Lleva una preparación física similar a la de un atleta de alto rendimiento, que ya lo ha hecho perder 10 kilos de peso. “Es un entrenamiento muy pesado para que se vaya acostumbrando el cuerpo, pues la representación debe ser lo más real posible”, dice Agonizantes, a quien le gusta componer canciones de temática religiosa. Para conseguir el anhelado papel de Jesucristo tuvo que cumplir con otros requisitos: buena estatura, no tener novia en señal de castidad, haber hecho la primera comunión, cero tatuajes y perforaciones en el cuerpo, y ser nativo de uno de los barrios de Iztapalapa. Este año, en la Pasión de Iztapalapa participarán 450 actores que interpretarán en las calles a soldados romanos, apóstoles y otros personajes bíblicos.

Comentarios