Plantea Batres a Mancera 'decálogo' contra compra del voto en el DF

lunes, 6 de abril de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente nacional de Morena, Martí Batres, propuso al jefe de Gobierno capitalino Miguel Ángel Mancera, un “decálogo” para poner fin a irregularidades cometidas por administraciones delegacionales y “algunas áreas del gobierno central” como el uso programas sociales con fines electorales. “De manera destacada, el jefe de Gobierno se comprometió a que enviará un comunicado personalizado a todos los beneficiarios de programas sociales para indicarles que éstos son un derecho y que si alguien pretende canjeárselos por un voto, comete un delito electoral”, indicó. Asimismo el líder de Morena subrayó que Mancera se comprometió a detener los llamados “programas de temporal”, que consisten en entregas de bienes y servicios sólo en época de elecciones. También aseguró que se borrarán las pintas en las que el PRD se apropia de la obra de los gobiernos central y delegacionales. En una carta a la que Batres dio lectura, acto al que asistió acompañado de algunos candidatos capitalinos, el dirigente de Morena exigió además que se cancele la entrega de despensas, pintura, electrodomésticos, créditos y otros bienes y servicios por parte de las delegaciones y algunas áreas del gobierno central. “No nos referimos a los programas sociales permanentes, universales, que constituyen derechos ciudadanos plasmados en las leyes, como la pensión a adultos mayores, la beca de discapacidad, la beca Prepa Sí, los comedores comunitarios, los útiles y uniformes escolares y muchos otros. Estos deben continuar porque son derechos permanentes de los capitalinos, independientemente del momento que se viva en la ciudad. “Nos referimos a las supuestas ‘actividades institucionales’ que surgen repentinamente en la temporada electoral y que tienen el propósito de inducir el voto”, acusó. Luego denunció el uso faccioso del espacio público y la utilización de cuerpos de golpeadores al servicio de los gobiernos delegacionales. Entre otros hechos, destacó la entrega masiva de despensas en Iztapalapa, Cuauhtémoc, Álvaro Obregón, Gustavo A. Madero, Venustiano Carranza, Coyoacán y Cuajimalpa. También resaltó la entrega de pintura para fachadas en Iztapalapa y Álvaro Obregón, así como la negativa para el uso de espacios públicos para la realización de eventos de Morena en Gustavo A. Madero, Magdalena Contreras y Venustiano Carranza. Además, repudió las agresiones de golpeadores –al servicio de los gobiernos delegacionales de Gustavo A. Madero, Venustiano Carranza y Coyoacán– contra los militantes de Morena. Asimismo, deploró las detenciones de militantes y simpatizantes de Morena en Gustavo A. Madero, Iztacalco y Venustiano Carranza. Batres censuró además la gestión, transportación y entrega de pipas de agua potable por parte de candidatos del PRD en Coyoacán e Iztapalapa, así como la utilización de programas de empleo temporal en Tláhuac para generar clientela electoral. Y no sólo eso, también denunció la imposición de cuotas de votación y pinta de bardas donde aparezca la obra del gobierno central y delegacional como fruto del PRD en Coyoacán, Iztacalco, Xochimilco y otras. Por eso, Morena propuso los siguientes puntos: La emisión de un comunicado personalizado del GDF a todos los beneficiarios de los programas sociales para informar que pedir el voto a cambio de un beneficio social es un delito. Emisión de un cartel y un spot de radio don de se establezca que usar los programas sociales con fines electorales es un delito y en el que se invite a la ciudadanía a presentar denuncias si esto ocurre. Además, abrir una oficina especial de la contraloría para recibir quejas de carácter electoral. También que se gestionen espacios para la realización de actos a través de la jefatura de gobierno. Un punto más tiene que ver con la inmediata suspensión de la entrega de despensas, pintura, electrodomésticos, bienes y servicios que se realizan por la temporada electoral para la inducción y compra del voto. Aparte, que se borren todas las pintas en las que la obra de gobierno es presentada como obra de un partido. Incluso se pide sancionar a los funcionarios públicos que han incurrido en inducción, compra del voto, desvío de recursos públicos y actos de violencia. Morena también reclama la presentación de un informe del resultado de sus denuncias y que se releve a los titulares de áreas de gobierno central que tengan “conflicto de interés”. Asimismo, retirar el color amarillo de la propaganda institucional que se utiliza, por ejemplo, en la delegación Álvaro Obregón. Por último, Batres exigió el cese al hostigamiento a los candidatos de Morena por parte de policías capitalinos.  

Comentarios