Pese a hechos violentos, para Mancera "no hay focos rojos" en el DF

lunes, 11 de mayo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Pese a la aparición de nuevas evidencias de la presencia del crimen organizado en la Ciudad de México –el intento de rescate de un presunto integrante del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el hallazgo de 11 bolsas con restos humanos–, el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, insistió en que no hay un “foco rojo” de violencia en la capital. “No tenemos en este momento ninguna notificación ni de las autoridades federales, de la Policía Federal, ni de Marina, ni del Ejército, que aquí en la Ciudad de México hubiese un foco rojo, más allá de lo que estamos nosotros haciendo prevención”, dijo el mandatario local en entrevista después de un acto oficial en la delegación Iztacalco. El funcionario se lavó las manos al decir que los hechos violentos ocurridos el pasado fin de semana son de competencia federal. A propósito del hallazgo de restos humanos, dijo que “es una investigación que será de la competencia federal, dado que estas bolsas venían en un tren que proviene de otra entidad de la República. Las autoridades de esta ciudad sólo estarán dando el apoyo inicial con las averiguaciones de estilo, pero después se va a declinar la competencia hacia la PGR”. Y sobre la balacera por el intento de rescate de un presunto narcotraficante detenido, dijo: “Son personas vinculadas con delitos federales que también estarán puestos a disposición de la autoridad federal”. –¿Están ligados al Cártel (Jalisco) Nueva Generación? –Nosotros no tenemos esa información, esa información es solamente federal. –¿La Ciudad de México está resguardada para la delincuencia? –Sí, la Ciudad de México y sobre todo la ciudadanía debe estar muy clara en que estamos trabajando, como siempre, en alerta. Y enfatizó: “No tenemos en este momento, ninguna notificación ni de las autoridades federales, de la Policía Federal, ni de Marina, ni del Ejército, que aquí en la Ciudad de México hubiese un foco rojo, más allá de lo que estamos nosotros haciendo prevención”. Rescate de presunto narco La tarde del sábado, Carlos Esquivel Orozco, de 44 años, fue detenido por policías de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal en las inmediaciones de Plaza Meave, por no respetar el Reglamento de Tránsito Metropolitano. Al revisar el auto Ford Focus, placas MRL66-63 del Estado de México, en el que viajaba, le encontraron en la cajuela un rifle tipo fusil AR-15, catalogado como de uso exclusivo del Ejército, hecho por el que fue puesto a disposición del Agente del Ministerio Público de la Federación. Hacia las 4:40 horas llegaron a las instalaciones federales, en la Coordinación Cuauhtémoc 8, en la calle de Chimalpopoca, colonia Obrera, tres sujetos que se identificaron como familiares y abogado del detenido. Sin embargo, al entrar al MP amagaron con armas de fuego al personal de guardia del MP y sacaron a Esquivel Orozco, presunto hermano de Amador Esquivel Orozco, uno de los líderes del Cártel de Jalisco Nueva Generación, actualmente recluido en el penal federal del Altiplano. Al tratar de evitar la fuga, un elemento de la Agencia de Investigación Criminal, adscrito Policía Federal Ministerial, resultó herido y pidió apoyo a policías de Investigación del DF. Cuando repelieron la agresión, éstos mataron a una de las personas que ayudaban a la fuga, de quien hasta ahora se desconoce su identidad; su cuerpo fue trasladado a la Coordinación General de Servicios Periciales de la AIC de la PGR. De acuerdo con un comunicado de la PGR, los agresores lograron sacar al detenido y lo llevaron hasta un auto Mazda rojo –existen versiones de que era blanco–, placas 134 WTE del DF. De inmediato se inició una persecución y dos personas más fueron capturadas entre el Eje 2 Oriente Congreso de la Unión y Victoria, colonia Aragón-Inguarán. Los uniformados recapturaron a Esquivel Orozco, quien resultó con dos heridas de bala, y detuvieron a una persona. Un tercero escapó. Este lunes, la Procuraduría General de la República (PGR) informó que por conducto de su delegación en el Distrito Federal, ejerció acción penal contra Esquivel Orozco y ordenó su internamiento en el Cefereso número cuatro “El Rincón”, en Tepic, Nayarit. José Antonio Manrique Hidalgo, el otro detenido, continúa en las instalaciones de la PGR, rindiendo su declaración pues se le inició una averiguación por el delito de evasión de preso junto con su cómplice. DF, “tiradero de cadáveres”     El mismo domingo 10 de mayo, pero en la delegación Azcapotzalco, el encargado de seguridad de la empresa ferroviaria, concesionaria del servicio de transporte federal de carga, reportó el hallazgo de 11 costales y tres bolsas, que contenían restos humanos dispersos en los estribos de la unión de las plataformas de dos trenes procedentes de Lázaro Cárdenas, Michoacán, y de Manzanillo, Colima. Según los primeros reportes, uno de los guardias de la empresa observó cómo desde un taxi alguien aventó las bolsas. En el patio de clasificación, de la zona conocida como “Pantaco”, –avenida Las Granjas, colonia Santa Catarina– un agente del Ministerio Público y peritos en materia de criminalística, genética, medicina y fotografía, realizaron el levantamiento de los restos. Al lugar también llegaron elementos del Ejército y la Policía Federal. Según un comunicado de la PGJDF, personal ministerial y pericial determinó que parte de los restos correspondía a dos cuerpos humanos de sexo masculino de entre 25 y 30 años con algunos tatuajes, mientras que otras extremidades encontradas en el lugar probablemente pertenecían a un tercer cuerpo. Todos los restos encontrados fueron llevados para su examinación en el Instituto de Ciencias Forenses de la Ciudad de México. La Procuraduría agregó que autoridades ministeriales del Estado de México iniciaron una carpeta de investigación derivada del hallazgo de restos humanos en las vías ferroviarias del tramo conocido como Lechería, en el Municipio de Tultitlán. Por tratarse de un hallazgo ocurrido en instalaciones federales, aclaró, el MP remitirá la averiguación previa a la PGR, por ser asunto de su competencia. Sin embargo, la PGJDF abrió la carpeta de investigación FAZC/AZC-1/T-1/649/15-05 por homicidio doloso.