En acto privado, Mancera ofrece disculpas a padres de víctimas del News Divine

sábado, 20 de junio de 2015
MÉXICO, D.F.(proceso.com.mx).- Con un retraso de siete años y en un acto privado, Miguel Ángel Mancera ofreció una disculpa a nombre del gobierno del Distrito Federal a las familias afectadas por el operativo policiaco fallido que provocó la muerte de nueve jóvenes y tres policías en la discoteca News Divine. Además, inauguró el “Memorial News Divine. Nunca Más”, espacio que será dedicado a talleres y conferencias de prevención de la violencia, salud emocional, arte y cultura para mejorar la calidad de vida de los jóvenes de la zona. A las 7:30 horas de este sábado y sin que su presencia estuviera anunciada en la agenda que cubren a diario los medios de comunicación, el mandatario local llegó al inmueble ubicado en la avenida Eduardo Molina, esquina con Calle 312 en la colonia Nueva Atzacoalco, delegación Gustavo A. Madero. Frente a algunos padres de los jóvenes que murieron aquella tarde del jueves 20 de junio de 2008 –la mayoría por asfixia y aplastamiento--, Mancera Espinosa se comprometió a que no se repitan hechos similares en la ciudad. Según información de la agencia de noticias Quadratín, Leticia Morales, madre de Rafael Morales –uno de los jóvenes que murió en el lugar— agradeció al mandatario local la entrega del Memorial. Sin embargo, reiteró su solicitud de apoyo para sancionar a los principales mandos policiacos y de gobierno involucrados en el caso. En el acto privado estuvieron presentes la directora del Instituto de la Juventud del DF, María Fernanda Olvera, el subsecretario de Gobierno, Juan José García Ochoa, y la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Perla Gómez. La tragedia del News Divine fue la catapulta de Miguel Ángel Mancera hacia la jefatura de gobierno. Y es que, debido a los resultados del operativo policiaco, Rodolfo Félix tuvo que renunciar a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, y Mancera lo sustituyó bajo la orden del entonces jefe de gobierno, Marcelo Ebrard. Al asumir ese cargo, el abogado comenzó a obtener popularidad, misma que lo hizo ganar las elecciones del 2012. La disculpa pública y la entrega del Memorial eran dos de los puntos incluidos en la Recomendación 11/2008 que emitió la CDHDF al gobierno capitalino y la delegación Gustavo A. Madero. Sin embargo, los padres de familia se dicen insatisfechos pues a siete años de la tragedia no ven justicia “por ningún lado”, como ayer lo reportó la agencia Apro. “Nuestra esperanza era la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y nos falló con la liberación de los 11 policías, los exoneró de todo (el pasado 8 de abril)”, contó Carmen Rivas Nájera, madre de Leonardo Amador Rivas, joven de 24 años que trabajaba como “cadenero” en la discoteca aquella tarde del jueves 20 de junio de 2008. Tras siete años de aquella pérdida, la indignación la empuja a seguir con la exigencia de justicia: “No es posible que nuestros hijos estén tres metros bajo tierra y ninguno de los homicidas en prisión, a nadie se le ha fincado responsabilidades. Para nosotros es indignante, muy triste”. Rivas expresó su permanente coraje: “Hay tantos jóvenes en la ciudad y dejan a todos esos asesinos, porque para mí son asesinos Joel Ortega –actual director del Metro--, Rodolfo Félix, Luis Rosales Gamboa –subsecretario de Seguridad Pública-- y Marcelo Ebrard, porque él (Ebrard) fue el que formó la Unipol, él tuvo la responsabilidad. Todos ellos son responsables”.