Desplome del peso impactará en servicios públicos, alerta Mancera

miércoles, 26 de agosto de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Ante la profundización de la depreciación del peso en los últimos meses, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, adelantó que su administración se verá en la necesidad de “ajustarse el cinturón” y “rediseñar su ingeniería financiera”. Al participar en el Foro Banorte Estrategia México, Mancera alertó que el tipo de cambio “va a comenzar a tener repercusiones severas” en los servicios que presta el gobierno del Distrito Federal y las distintas administraciones locales del país. En los últimos meses, el peso ha sufrido una depreciación de más de 10% en lo que va del año, derivado del complejo entorno internacional configurado por la inminente alza de tasas por parte de la Reserva Federal en Estados Unidos (Fed), la caída de los precios del petróleo, así como la desaceleración de la economía china. Mancera sentenció que “vamos a tener que ajustar el cinturón, ver la ingeniería financiera que nos va a permitir salir con la infraestructura básica de la ciudad”, dado que se debe garantizar la provisión de servicios para 20 millones de personas”. También admitió que “tendremos que hacer un rediseño de nuestro ingreso y haremos un planteamiento a la Secretaría de Hacienda”. Flanqueado por el gobernador mexiquense Eruviel Ávila; el de Morelos, Graco Ramírez, y el de Puebla, Rafael Moreno Valle, Mancera sentenció: “El problema para las finanzas capitalinas derivado del entorno de volatilidad financiera y desaceleración del crecimiento no se va a aliviar en el corto plazo, pues no es un problema de la administración de la Ciudad de México sino del país”. En su turno, Eruviel Ávila dijo que las reformas estructurales cobrarán peso ante el incierto panorama internacional. “La menor aportación de los ingresos petroleros a las finanzas nacionales --justificó-- muestran la importancia de que las administraciones locales se aprieten el cinturón, apegarse a la disciplina fiscal e impulsar la reducción del gasto corriente”. Y aunque el panorama no se puede decir que sea positivo, agregó, “el país también tiene fortalezas”. Por su parte, Moreno Valle dijo que en la estructura de las finanzas nacionales hay “grandes oportunidades” de generar ahorros sin impactar programas sociales y de obra pública. Existe, acusó, demasiada duplicidad en los recursos que ejercen dependencias, delegaciones federales y partidas que se gastan “de manera inercial”.

Comentarios