"Plan de austeridad" de Mancera prevé ahorros por mil 300 mdp

lunes, 14 de septiembre de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El Gobierno del Distrito Federal aplicará una “reingeniería” en la operación de su administración para ahorrar entre mil 200 y mil 300 millones de pesos, como parte de su “Plan de Austeridad de la CDMX”. El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, anunció que ante el recorte presupuestal de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para el año 2016, en el DF se tomarán medidas para soportar el ajuste; por ejemplo, analizarán la posibilidad de compactación de plazas no ocupadas y el congelamiento de las vacantes. “No se va a crecer, pero tampoco se va a despedir a nadie… Vamos a hacer ingeniería financiera y vamos a aplicar las Condiciones Generales de Trabajo que tenemos con el Sindicato”, dijo en conferencia. En este sentido, dijo que echarán a andar un Plan Piloto para el control digitalizado de la asistencia de los trabajadores del gobierno central y las delegaciones políticas. Además, para llevar un control detallado en el pago de nómina, éste se hará vía tarjeta electrónica. Eso, dijo, evitará que haya una dispersión de recursos a través de cheques o efectivo y que los pagos coincidan con el sistema que tiene el Control de Personal. Mancera Espinosa agregó que se privilegiarán las adquisiciones mediante consolidación; se reducirá el gasto en papelería y no se presupuestará combustible para vehículos dedicados a áreas administrativas, “salvo en aquellas consideradas sustantivas como seguridad, salud y procuración de justicia”. Otra medida que echará a andar el GDF para reducir el gasto en insumos es el uso obligatorio de medios electrónicos para disminuir la impresión de oficios y memoranda, sobre todo los que llevan la leyenda, “con copia para”. También se eliminará la impresión de alrededor de 13 millones de recibos de nómina, mismos que migrarán a un formato electrónico. Se reducirá el presupuesto para gastos de congresos, convenciones, exposiciones, publicidad, seminarios y eventos. La referencia será el presupuesto del 2015 y ninguna actividad de este tipo podrá superar el 6% en este rubro. Según el nuevo Plan de Austeridad, quedan prohibidos los nuevos arrendamientos, salvo aquellos que representen una “mejora” en el precio. Mancera Espinosa también ordenó optimizar el consumo de energía eléctrica y agua, restringir las llamadas a celulares y reducir 10% el servicio de fotocopiado. Durante el próximo año, no se gastará en adquisición de equipo de oficina, “salvo que este represente una reducción de costos o sea necesario para cumplir convenios con la federación” y no se comprará ningún vehículo que no sea para las áreas sustantivas, dijo el GDF. Sobre las obras públicas, el mandatario local dijo que tendrán prioridad las relacionadas con la demanda de servicios de la población. “No habrá obras estéticas, a menos que se trate de equipamiento urbano, mantenimiento o un proyecto integral de espacio público”, aclaró.

Comentarios