Mandan a juicio a mujer por 59 pesos; robó comida para alimentar a sus hijos

domingo, 20 de septiembre de 2015
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Una mujer que intentó robar comida para sus hijos, enfrenta un juicio por no poder pagar los 59 pesos que costaban los alimentos. El incidente ocurrió la mañana del pasado 13 de julio en una sucursal de Bodega Aurrerá ubicada en la delegación Gustavo A. Madero, según publica este domingo el diario Reforma. La mujer, identificada sólo como Nancy, llegó ese día a la tienda donde pagó una crema en la caja. Al salir, un guardia la detuvo y le exigió el ticket y en ese momento se le cayó una charola de carne y una mantequilla cuyo costo ascendía a 59 pesos. Nancy afirmó que robó los alimentos porque no tenía dinero para dar de comer a sus dos hijos. En el Ministerio Público la representación legal de la tienda se negó a llegar a un acuerdo reparatorio, según establece el sistema penal acusatorio para delitos no graves. En cambio, pidió al MP abrir la carpeta de investigación y enviar el caso ante un juez. La mujer permaneció dos días en las galeras de la Coordinación Territorial GAM 2 hasta que el MP envió la carpeta 001/0094/2015 al juzgado Las defensoras de oficio de Nancy, Edna Tapia y Ana Lilia Ramírez, argumentaron ante el juez que la mujer había admitido que el hurto lo cometió por no tener dinero para alimentar a sus hijos y que castigar dicho acto sería como castigar la pobreza y el hambre. “El artículo 316 del Código Nacional de Procedimientos Penales considera la excluyente del delito cuando existe un estado de necesidad justificante”, declararon las abogadas a Reforma. El juez Séptimo Penal del Sistema Procesal Acusatorio, Prudencio González, resolvió la no vinculación a proceso y dejó a la mujer en libertad, con el pago de los 59 pesos, sin que Nancy llegara a pisar la cárcel. Cuestionado sobre el caso, Rodolfo Félix Cárdenas, exprocurador de Justicia del Distrito Federal, explicó al diario que los agentes del MP ya tienen la facultad para lograr que los ofendidos y detenidos logren llegar a un acuerdo y se repare el daño, lo que evita horas de arresto y juicios, situación que no ocurrió en el caso de Nancy. Agregó que aunque el MP está avalado por la Constitución para mantener 48 horas a los detenidos en flagrancia, desde que descubre que cumple con los requisitos puede fomentar un acuerdo reparatorio. “Depende de la voluntad del Ministerio Público, de que él vea y que quiera resolver los casos y quieran hacer las cosas”, explicó Félix Cárdenas.  

Comentarios