Vecinos de Copilco piden a Secretaría de Gobierno reanudar diálogo en torno a helipuerto

miércoles, 23 de noviembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El pasado miércoles 9 de noviembre, la Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México, encabezada por Patricia Mercado, recibió una solicitud de la agrupación Vecinos Unidos Copilco-Universidad (VUCU) en la que le pidieron reanudar el diálogo en torno a la polémica por la operación de un helipuerto propiedad del Grupo Imagen Multimedia. Dos semanas después, los convocantes siguen a la espera de una respuesta de la dependencia y, en entrevista con Apro, reiteran su llamado a que la funcionaria “cumpla con su ofrecimiento de estar en la mejor disposición para que podamos sentarnos con las autoridades y el empresario” con el propósito de dialogar sobre el problema. El llamado ocurre un día después de la manifestación que realizaron en la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT). La razón: el aterrizaje irregular de un helicóptero el pasado 5 de noviembre en la plataforma construida dentro de las instalaciones del complejo mediático propiedad de los empresarios Vázquez Raña y su hijo Vázquez Aldir. Tras la protesta, las autoridades de la DGAC les informaron que darán seguimiento al “inicio de procedimiento administrativo sancionador” ya que el helipuerto no tiene autorización para operar. Dirigida a Patricia Mercado, la mencionada carta dice: “Nos parece fundamental dar continuidad al diálogo formal entre vecinos y autoridades, luego de que se vio interrumpido tras la última mesa de trabajo a la que usted no asistió. “Nuestra intención es conocer de primera mano los acuerdos que la empresa ha hecho respecto a lo que, como usted bien dice, son ‘instalaciones de riesgo’, por lo que creemos pertinente solicitarle que a dicha reunión acudan representantes de las dependencias involucradas en el tema, a saber: Protección Civil, Sedema y PAOT”. En el documento –cuya copia tiene esta agencia– los vecinos aludieron a una carta que Mercado Castro envió al semanario Proceso, publicada en su edición 2086. En ella, la autoridad menciona la existencia de “acuerdos” impulsados por la Secretaría de Gobierno para solucionar el conflicto y, en particular a la remoción de tanques de almacenamiento de combustible instalados “indebidamente” en el predio. No obstante, los inconformes le reviraron: “Los vecinos no hemos sido enterados de manera oficial de los acuerdos a los que parece haberse comprometido la empresa con respecto al manejo de combustibles en sus instalaciones”. Incluso, agregaron que “al día de hoy, los vecinos no tenemos ninguna certeza de que no hay, ni habrá más tanques dentro del predio. El hecho de que la planta de energía eléctrica de la empresa esté ya en operación, arrojando humo y generando ruido, nos lleva a suponer que en alguna parte del predio existen depósitos de combustible. “Por ello, para nosotros es imprescindible saber qué tipo de combustible se está usando, en qué cantidad, cómo y en qué parte del predio está siendo almacenado”. En entrevista, los habitantes reiteraron el llamado a la secretaria de Gobierno para reanudar el diálogo, esta vez, con representantes de Grupo Imagen Multimedia. DGCV inicia proceso de sanción El pasado 5 de noviembre, alrededor de las 13 horas, un helicóptero aterrizó en el helipuerto instalado en el número 2014 de la avenida Universidad, en la delegación Coyoacán. Pese a que la Dirección General de Aeronáutica Civil de la SCT no ha emitido la autorización para su operación, de la aeronave descendieron “varias chicas”, según contaron vecinos de las unidades habitacionales que rodean las instalaciones de Grupo Imagen Multimedia. Dos días después, los vecinos ingresaron una denuncia por el uso ilegal del helipuerto ante la DGAC. Sin embargo, ante la falta de respuesta oficial, decidieron manifestarse ayer por la mañana frente a la sede de esa dependencia, ubicada en la el Boulevard Adolfo López Mateos 1990, colonia Los Alpes Tlacopac. Con pancartas de rechazo al helipuerto, bajo el argumento de que pone en riesgo la seguridad de unos 25 mil habitantes de la zona, así como de la fauna y flora de los alrededores, bloquearon los accesos de la dependencia. Tras al menos dos horas de protesta, una comisión de vecinos fue recibida por autoridades de la dependencia federal encabezados por Maricruz Hernández, directora de Aeropuertos, y  Fernando Llanos, director de Seguridad Aérea. En la reunión, los participantes acordaron cinco puntos que en resumen son: la autoridad dará seguimiento al “inicio de procedimiento administrativo sancionador” –aunque no menciona a quién—, en tanto que los vecinos solicitarán por escrito información puntual del mismo. Además, la DGAC se comprometió a consultar a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) sobre la constancia que emitió respecto a los efectos de la instalación del helipuerto. El cuarto acuerdo, según el acta de la que esta agencia tiene copia, consiste en que la autoridad considerará las manifestaciones de los vecinos sobre el impacto a su calidad de vida, durante el proceso deliberativo que realiza para autorizar o no la operación del helipuerto. Por último, acordaron una reunión de seguimiento “a más tardar” para el próximo 6 de diciembre. Según Jorge Almanza, uno de los representantes de vecinos que participó en el encuentro, éste fue “en buenos términos”. No obstante, en entrevista cuestionó la imparcialidad de los estudios ambientales presentados por la Semarnat. Además, destacó que la directora de Aeropuertos,  Maricruz Hernández, mostró una “actitud cerrada y tajante” al explicar que la empresa en cuestión “está cumpliendo con todo” lo necesario para obtener la autorización para operar el helipuerto. “Tememos que al final vayan a autorizar la operación, cuando desde antes ya violaron la ley y se pueden hacer acreedores a una sanción que implique hasta desinstalación de la plataforma”, dijo. Y recalcó: “No estamos en contra de que tengan su canal, pero queremos que no nos impongan algo que altere la vida de 25 mil personas sólo por alguien que tiene mucho dinero”.  

Comentarios