Muñoz Ledo, en el proyecto de Constitución de la Ciudad de México

martes, 2 de febrero de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Porfirio Muñoz Ledo, Ifigenia Martínez y Manuel Granados formarán parte del equipo de personalidades que redactarán el proyecto de la primera Constitución de la Ciudad de México, informó el jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera. En conferencia de prensa, adelantó que el próximo viernes 5 de febrero presentará a los integrantes del equipo –entre 15 y 20 personas– el plan de trabajo para elaborar una iniciativa a nombre de su administración. Tras la promulgación de la reforma, el mandatario capitalino dijo que para integrar este equipo haría una convocatoria “plural”, sin distinción de partidos políticos y con personalidades expertas en temas de la ciudad. Desde el inicio del gobierno mancerista, Muñoz Ledo se ha desempeñado como coordinador de los trabajos para la reforma política del Distrito Federal, hoy Ciudad de México. El pasado 22 de enero –dos días después de la declaración de constitucionalidad– Mancera encabezó un homenaje para el expriista y experredista. Manuel Granados es actualmente consejero jurídico y de Servicios Legales del gobierno capitalino, cargo que asumió en junio pasado, luego de terminar su periodo como coordinador de la bancada del PRD en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF). Se trata de un operador político y hombre de toda la confianza de Manera Espinosa, con quien ha trabajado de cerca desde hace años. Ifigenia Martínez es consejera de la reforma política en el DF y reconocida en México y la capital de la República por su vasto historial en cargos públicos y políticos. El jefe de Gobierno agregó que para septiembre designará a las seis personas que –según las modificaciones aprobadas– le corresponden para ocupar en la primera Asamblea Constituyente de la Ciudad de México. Sobre el nuevo gentilicio de los habitantes de la capital del país, el mandatario local dijo que solicitó, a través de la Consejería Jurídica, que se hagan las consultas correspondientes a los institutos y facultades especializadas en la materia para “contar con un material formal”. Aclaró que el gentilicio no se someterá a consulta popular porque “es propio de las raíces y de la lingüística misma, entonces no es por ahí”. El funcionario aprovechó para expresar: “A mí me gusta ‘chilango’. La verdad”.

Comentarios