Levantan contingencia; crisis evidencia torpeza de autoridades

jueves, 17 de marzo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luego de tres días de una calidad del aire “extremadamente mala”, acusaciones entre los gobiernos capitalino y mexiquense y la intervención directa del presidente Enrique Peña Nieto, se levantó la Fase 1 de Contingencia Ambiental por Ozono que significó la peor crisis en la materia en los últimos 14 años en la capital del país. Tras reunirse con los mandatarios de la Ciudad de México y el Estado de México, el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Rafael Pacchiano, anunció que en la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) se formará un grupo de trabajo que dentro de 15 días anunciará cambios al programa de contingencia para aumentar su efectividad. El funcionario federal informó que se debe actualizar el programa de verificación vehicular obligatorio, a través de la expedición de una norma emergente “que garantice la operación efectiva de los convertidores catalíticos instalados en los automotores, que exija la utilización de tecnología de punta, homologadas en los verificentros y que permita una auditoría de su desempeño, además de la detección y sanción oportuna de vehículos ostensiblemente contaminantes”. En breves declaraciones a la prensa, después de la reunión privada, Eruviel Ávila anunció que los basureros que ayer cerraron sus puertas a los desechos de la capital serán reabiertos de manera temporal para continuar con la recepción. También destacó el trabajo “en equipo y la colaboración” del jefe de Gobierno para “superar temporalmente esta circunstancia”. Miguel Ángel Mancera enfatizó que en la reunión hubo una “voluntad clara” del gobierno de la República y el mexiquense para superar la contingencia y que se mantendrá la colaboración coordinada en beneficio de los habitantes de ambas entidades. Los acuerdos, añadió, son anuncios “muy concretos” de avance para mejorar las condiciones de funcionamiento de la CAMe. En entrevista posterior, el mandatario capitalino informó que en la reunión con Pacchiano y Ávila planteó disminuir el número de puntos de ozono necesarios para detonar la Fase 1 de Contingencia Ambiental, que actualmente es de 180. También pidió la homologación de los criterios, equipos y centros de verificación, de manera permanente y con tecnología de punta, en todas las entidades de la CAMe donde se realice la verificación vehicular. Solicitó que los vehículos con placas federales, de transporte público, de carga y escolar sean sometidos a la misma revisión ambiental. Mancera Espinosa solicitó tener reuniones periódicas con la CAMe y que la UNAM y el Centro Mario Molina participen en la elaboración de un planteamiento para actualizar el Programa Hoy No Circula y determinen en qué regiones es necesario ampliarlo. Incluso, demandó que se midan y restrinjan otras fuentes de contaminación de la zona metropolitana como refinerías y termoeléctricas. [caption id="attachment_433854" align="alignnone" width="702"]Contingencia en la CDMX. Foto: AP / Rebecca Blackwell Contingencia en la CDMX. Foto: AP / Rebecca Blackwell[/caption] “No hay crisis de basura” Antes de que se levantara la contingencia, el secretario de Obras y Servicios (Sobse), Edgar Tungüí, negó que el gobierno capitalino estuviera en crisis por el cierre de los basureros donde deposita alrededor de siete mil toneladas de residuos sólidos de las 13 mil que se generan a diario en la ciudad. “El tema está controlado”, dijo. Explicó que del total de desechos, unas cinco mil toneladas se reciclan o se mandan a la planta de composta. Para el resto, detalló que se tenía como alternativa los tiraderos del estado de Morelos. De hecho, el gobernador Graco Ramírez ofreció ese apoyo en la zona de Cuautla. Hasta antes del anuncio de la reapertura de los basureros en el Estado de México, se observaron largas filas de camiones recolectores en los centros de transferencia de la ciudad en espera de las instrucciones para saber el lugar donde descargarían. En la Asamblea Legislativa capitalina, diputados de Morena, PRI-PVEM y Encuentro Social solicitaron la comparecencia de la secretaria de Medio Ambiente, Tanya Müller, para explicar las acciones del gobierno capitalino ante los problemas de contaminación en la ciudad. No obstante, acusaron que el PRD impidió la aprobación de la solicitud a manera de proteger a la funcionaria. Y es que, en la guerra de declaraciones que se desató durante la contingencia, Müller García dijo que parte del problema es el aumento de automóviles en circulación que no se pudo frenar en el 2014 con el endurecimiento del programa Hoy No Circula. Añadió que ciertos grupos se ampararon contra la medida y la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) les dio la razón en junio de 2015, lo que permitió la circulación de unos 600 mil autos más. Al respecto, ministros del máximo órgano judicial del país aclararon que dicha resolución se dictó para proteger el principio de igualdad, en el sentido de que la asignación de hologramas de verificación dependiera del nivel de emisión de contaminantes, sin importar el año de fabricación del vehículo. La medida, destacaron, no fue para permitir la circulación indiscriminada de automóviles en la capital. [caption id="attachment_433858" align="alignnone" width="702"]Camiones de basura hacen largas filas tras cierre de tiraderos en el Edomex. Foto: Miguel Dimayuga Camiones de basura hacen largas filas tras cierre de tiraderos en el Edomex. Foto: Miguel Dimayuga[/caption]

Comentarios